Diario Vasco

Biteri estrenará mercado el sábado

Mercado de alimentación en Biteri en Santamasak. En adelante cada sábado habrá feria.
Mercado de alimentación en Biteri en Santamasak. En adelante cada sábado habrá feria. / OLIDEN
  • Una docena de puestos inaugurarán esta nueva feria que nace con controversia

  • Los comerciantes de la plaza de abastos juzgan inviable este tercer mercado ambulante y temen que les repercuta negativamente

Una docena de puestos de productos de alimentación inaugurarán pasado mañana sábado el nuevo mercado semanal de venta ambulante que estrenará en la plaza Biteri. Esta nueva feria nace para atender al segmento de consumidores que por motivos laborales o de otra índole no pueden acudir a la plaza de abastos durante los días de mercado -miércoles y viernes-. Además, los responsables municipales confían en que esta nueva iniciativa ferial contribuirá a revitalizar la actividad comercial y hostelera en el centro urbano atrayendo a nuevos consumidores.

Pero la viabilidad de este nuevo mercadillo de los sábados constituye una incógnita. El Ayuntamiento se ha dado un plazo de un año para despejar dudas. Dentro de 12 meses se analizarán los resultados y vendedores y responsables municipales determinarán si la feria sabatina se consolida o no.

El nuevo mercadillo de Biteri nace con la oposición frontal de los comerciantes y baserritarras del mercado de abastos, todos los cuales han rechazado sumarse al mismo. «Todos los vendedores ambulantes que acudirán el sábado a Biteri son nuevos, los han reunido rastreando por otras localidades», exponía un frutero que viene cada miércoles y viernes. A juicio de este ambulante el mercadillo de Biteri «no va a durar ni un año». Y se remitía a experiencias similares como la acontecida en Arnedo (La Rioja), «donde el mercado tradicional de los lunes se trasladó al sábado y duró solo unos meses».

El descenso del volumen de ventas -«los viernes se vende hoy la mitad que hace tres años», afirmaba este frutero- lleva a estos comerciantes a asegurar que Arrasate «no tiene necesidad de tres días de mercado ambulante a la semana». Este frutero ambulante se mostraba convencido de que el nuevo mercadillo de Biteri «carece de viabilidad económica». Y este proyecto «insostenible» podría acabar pasando factura a los comerciantes de la plaza del mercado. A su juicio, hoy por hoy no hay clientela suficiente para sostener el mercadillo del sábado, y la competencia que representa, por pequeña que sea, constituye una amenaza para los vendedores del mercado de abastos. Estos comerciantes transmiten ese temor a verse «perjudicados seriamente» en un escrito remitido al consistorio. En él solicitan la supresión del mercadillo de Biteri e instan a los responsables municipales a «sumar y no dividir» apostando por mejorar y modernizar la plaza de abastos.

Los baserritarras también se han desmarcado del mercadillo del sábado en Biteri rechazando incorporarse a él. Un baserritarra que vende sus productos los miércoles y viernes tildaba de «folklórico» este proyecto de mercadillo sabatino y lo equiparaba con otras iniciativas «forzadas» como la feria baserritarra mensual de Sebero Altube o el mercado de los miércoles en Bergara, cuyas ventas calificaba de «irrisorias».

También los caseros han remitido un escrito al Ayuntamiento manifestando su oposición al proyecto de Biteri y su temor a que esta iniciativa pueda afectarles negativamente en su desempeño comercial de los viernes en la plaza del mercado. Reconocen que hay clientes que no pueden acudir los viernes a la plaza pero del mismo modo advierten que la «experiencia de muchos años nos ha enseñado que las ferias de los sábado no cosechan una mayor respuesta de clientes».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate