Diario Vasco

Wi-fi en la calle, rádares fijos y gimnasio nuevo

El proyecto presupuestario para 2017 contiene algunas llamativas novedades, como las correspondientes al ámbito de la nuevas tecnologías. El Ayuntamiento abrirá zonas wi-fi públicas a pie de calle en zonas que aún no ha revelado. Será una experiencia piloto que podría irse ampliando en años próximos hasta extender a todo el término municipal.

Asimismo, destinarán 72.600 euros a la adquisición de cinco armarios para instalar rádares de velocidad fijos en otros tantos puntos considerados negros por los reiterados excesos de velocidad detectados por la Policía Municipal. La avenida Garibai, el paseo Arrasate o la calle Alfonso VIII son algunas de los candidatos a albergar uno de estos armarios, en cuyo interior se podría ocultar a veces -no siempre- un rádar de velocidad que el ayuntamiento alquilará periódicamente. La recaudación de las sanciones se destinará a fines sociales.

La novedad en el plano deportivo se producirá en el frontón Uarkape, cuyo antiguo bar está siendo desmantelado para acondicionar un gimnasio público con bicicletas estáticas, cintas de correr y otras máquinas de ejercicio. El Ayuntamiento apuesta por equipar con la más modernas instalaciones este servicio que complementará al 'poli'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate