Diario Vasco

Dando la palabra a los niños

Gaztegune. Responsables municipales y de los centros docentes durante la presentación.
Gaztegune. Responsables municipales y de los centros docentes durante la presentación. / OLIDEN
  • Constituirán un Consejo Infantil de 40 miembros como órgano asesor de alcaldía

  • El consistorio consultará la opinión de los menores sobre distintos asuntos y el Consejo Infantil podrá plantear sus iniciativas

Los niños también tienen algo que decir en esta sociedad urbana concebida a la medida de los adultos. Su voz será por fin escuchada, y tenida en cuenta, a través de un novedoso Consejo Infantil que se constituirá como órgano asesor de alcaldía. María Ubarretxena, regidora arrasatearra, realizaba el anuncio citando el precedente de las reciente consulta en torno al diseño urbanístico de las plazas Biteri e Itxaropena. La participación infantil fue un éxito y los niños dejaron meridianamente claras sus preferencias.

Ahondando en ese camino, el Ayuntamiento otorgará rango oficial a un órgano consultivo infantil que se constituirá este mismo mes de noviembre y que estará integrado por 40 niños y niñas de 10 y 11 años de edad. Los miembros del Consejo Infantil serán elegidos de entre los aproximadamente 600 escolares que cursan 5º y 6º de Enseñanza Primaria en la red pública de Arrasate Herri Eskola y en la concertada de Arizmendi Ikastola. Suman un total de 20 aulas y de cada una de ellas serán elegidos dos representantes. Cada año se renovará la mitad de este órgano con la salida de los miembros que terminen 6º curso y su relevo por los que comiencen 5º.

La alcaldesa Ubarretxena explicó que el Ayuntamiento someterá al dictamen del Consejo Infantil diversos asuntos municipales, fundamentalmente de carácter urbanístico. Pero este órgano también tendrá capacidad para plantear iniciativas de motu propio.

Gaztegune

El Consejo Infantil, que se reunirá con carácter mensual, tendrá su sede oficial en el Gaztegune de la calle Pablo Uranga, aunque también podrá llevar a cabo sus quehaceres y deliberaciones en Monterrón, en la ludoteca o a pie de calle.

De la dinamización del Consejo Infantil se ocupará un monitor perteneciente a la empresa vizcaína Ttipistudio, firma especializada en la conducción de procesos participativos y colaborativos que ha ganado el concurso convocado por el Ayuntamiento.

Blanca Jauregi, técnica del área municipal de juventud, señalaba que el Consejo Infantil nace con vocación de ser una herramamienta «eficaz, no un algo testimonial». Su propósito es convertir a los menores en «sujetos activos de la sociedad», una tarea para la que aún hay una «labor de concienciación ciudadana pendiente» al objeto de que los adultos «dejen de ver a los niños como una fuente de molestias y bulla». Y es que los niños pueden realizar «aportaciones muy interesantes gracias a su capacidad para observar soluciones y oportunidades» que los adultos no perciben.

Traducir a proyectos viables

El reto, en cualquier caso, será complicado para ambas partes. Sobre todo para los servicios técnicos municipales, que tendrán que estudiar la viabilidad de las propuestas emanadas del Consejo Infantil y traducirlas en proyectos concretos, «una tarea que no es fácil», reconocía la alcaldesa Ubarretxena y que exige un «'feed-back' y seguimiento por parte del Ayuntamiento». A modo de ejemplo, la regidora arrasatearra mencionó el caso del proyecto de un aquárium gigante que surgió a iniciativa del consejo infantil existente desde años en la localidad vizcaína de Leioa. Según la alcaldesa, el Ayuntamiento tradujo ese deseo en un proyecto presupuestado en 700.000 euros pero aún no se ha materializado su construcción.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate