Diario Vasco

Subir las tasas de «manera indiscriminada»

El grupo municipal de Baleike-Podemos ha sido el único en votar en contra de unas Ordenanzas Fiscales con las que el gobierno sube casi todas las tasas «de manera indiscriminada, sin hacer un estudio del impacto que esto tendrá en la ciudadanía». Y su portavoz Igor Urizar citaba como «claro ejemplo» el intento de subir la tasa a las casas tuteladas, finalmente abortado gracias una enmienda que «hemos presentado». Pero Baleike cree que es una «muestra de que el gobierno gestiona desde la improvisación o que prefiere recaudar subiendo las tasas de manera homogénea que enfrentarse a los bancos y cobrarles por el suelo público que están utilizando de manera privada».

El grupo municipal de EH Bildu se abstuvo alegando que las ordenanzas han recogido algunas de nuestras enmiendas relativas al incremento de la tasa de camiones, las bonificaciones por familia numerosa o autocompostaje o las mejoras para las actividades públicas de las entidades sin ánimo de lucro». Pero Eneko Barberena argumentó que «nosotros no hubiéramos aplicado una subida del dos por ciento», y tildó de injusto repercutir sobre los ciudadanos el recorte de ingresos experimentado a consecuencia de los cálculos erróneos de recaudación de la Diputación.

Juan Luis Merino, de Irabazi, justificó que «no cobrar el IBI a los inmuebles de la Iglesia católica y a los centros docentes privados concertados y no reimplantar el recargo del 50% a la vivienda vacía», le impedía dar su apoyo a las Ordenanzas Fiscales, que incorporan «enmiendas nuestras como la bonificación del IBI a las viviendas tasadas», entre otras.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate