Diario Vasco

La fiscalidad subirá el dos por ciento

Ordenanzas Fiscales. Los grupos municipales de EH Bildu e Irabazi se abstienen en la votación.
Ordenanzas Fiscales. Los grupos municipales de EH Bildu e Irabazi se abstienen en la votación. / OLIDEN
  • Se mantienen el impuesto de vehículos, el de construcciones y la tasa de basura

  • Las Ordenanzas Fiscales para 2017 se aprueban con los votos de PNV y PSE, la abstención de Bildu e Irabazi y el voto en contra de Baleike

Las tasas e impuestos municipales subirán con carácter general un dos por ciento el año que viene. Se mantendrán como hasta ahora el impuesto de vehículos, el impuesto sobre construcciones, obras e instalaciones y la tasa de basuras. La de suministro de agua experimentará un incremento del uno por ciento.

El Pleno Corporativo ha aprobado la modificación de las Ordenanzas Fiscales para 2017 con los votos a favor de PNV (8) y PSE (3), la abstención de EH Bildu (7) e Irabazi (1) y el voto en contra de Baleike-Podemos (2).

El equipo de gobierno PNV-PSE, por boca de su portavoz Anuska Ezkurra, elogió la «colaboración y el trabajo de los distintos partidos políticos y la capacidad y voluntad de llegar a acuerdos puntuales con todos ellos» en la redacción de este documento.

Las ordenanzas fiscales se revisan cada año y sufren variaciones en función de los valores que marca la actual sociedad. El dinero que proviene de las tasas e impuestos se convierte automáticamente en recursos púbicos y el ayuntamiento destina dichos recursos íntegramente a ofrecer servicios públicos para la ciudadanía. A pesar de ello, las ordenanzas fiscales no dejan de ser un tema delicado puesto que revierten en el bolsillo de los ciudadanos.

Desequilibrio

Es competencia y responsabilidad del ayuntamiento garantizar siempre servicios públicos de calidad sin que esto suponga un desequilibrio entre los ingresos y gastos del consistorio. En este caso, la reciente revisión y actualización del valor catastral por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha repercutido directamente en las finanzas del consistorio, bajando considerablemente los ingresos de la entidad. Por ello, a pesar de que muchas de las tasas se mantendrán sin ningún tipo de subida, el ayuntamiento ha tenido que «aumentar necesariamente ciertos valores con el firme propósito de seguir ofreciendo servicios de calidad y al mismo tiempo mantener el citado equilibrio entre gastos e ingresos», señalan desde el equipo de gobierno. Aun así, con el fin de atenuar el impacto de dichas subidas y aliviar la presión fiscal que sufre la ciudadanía, se han creado «nuevas bonificaciones y se han modificado otras muchas».

Cambios más significativos

Los cambios más significativos en el apartado impositivo corresponden al Impuesto sobre Actividades Económicas subirá un 0,32 por ciento, por lo tanto, el coeficiente municipal del IAE cambiará de un 2,0193 a un 2,2.

El impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos urbanos subirá un dos por ciento.

La bonificación por familia numerosa experimenta una modificación en el tramo de 50.000 a 80.000 euros y se ha aprobado una nueva bonificación en el IBI para las viviendas de protección pública y garajes y trasteros vinculados a las mismas.

La bonificación de los vehículos híbridos se ha modificado para establecer un máximo de 5 años de beneficio tributario.

Se han aprobado tres nuevas bonificaciones dentro del ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Obras e Instalaciones): una bonificación del 95 por ciento de la cuota para las construcciones, obras e instalaciones de rehabilitación o adecuación de edificios que no sean de nueva construcción siempre y cuando dichos trabajos los realice la Comunidad Autónoma del País Vasco o Deba Bailarako Industrialdea; tendrá también una bonificación del 95 por ciento la realización de obras en las fachadas de locales comerciales del casco histórico y sus arrabales.

Tasas y precios públicos

La tasa por el suministro de agua subirá un uno por ciento y las tasas de recogida y transporte de basura y la tasa por el servicio de viviendas tuteladas no sufrirán ninguna variación. Tampoco variará el precio de los cursillos del polideportivo. Se modificará el concepto de la bonificación sobre el compostaje. Dicha bonificación de mantendrá en un 25 por ciento siempre y cuando se realice un autocompostaje comunitario y sin ayuda del ayuntamiento.

Por otro lado, el consistorio aprobará una nueva tasa por la tramitación del documento de Inspección Técnica de Edificios (ITE).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate