Diario Vasco

La última sociedad que bendijo

Bendición. Don José Luis Iñarra consagra la nueva sede social de Alkartu en 1976.
Bendición. Don José Luis Iñarra consagra la nueva sede social de Alkartu en 1976. / ALKARTU
  • Don José Luis inauguró la sociedad un 16 de julio de 1976 y fallecería víctima de un infarto el sábado 2 de octubre

  • El párroco Iñarra consagraba Alkartu hace 40 años, dos meses antes de su muerte

La sociedad recreativa Alkartu cumple 40 años de historia dedicando un entrañable y especial recuerdo al párroco José Luis Iñarra, el sacerdote que consagró la entidad un 16 de julio de 1976. Fue la última sociedad que bendijo en su largo desempeño de más de 35 años al frente de la parroquia de San Juan Bautista. Menos de dos meses más tarde, el sábado 2 de octubre, sucumbiría a un infarto al pie del altar al término de la misa de 7 de la tarde.

Los socios veteranos de Alkartu guardan aún un cercano y afectuoso recuerdo de aquel párroco oiartzuarra que dejó una impronta imborrable en Mondragón. «Era querido por todos, siempre andaba de casa en casa prestando tanto auxilio espiritual como ayuda práctica a todo aquel que lo necesitara», rememoraba uno de los fundadores de Alkartu. Iñarra, a un tiempo «consejero y párroco», era de gran ayuda para muchos ciudadanos en un tiempo en que el «nivel cultural medio de la población era más bajo que en la actualidad». Trámites administrativos y burocráticos, cuestiones financieras y económicas... y otros muchos asuntos más mundanos que espirituales eran consultados con absoluta confianza a este párroco «que tan bien recibido era por muchísimas familias».

Su labor en la vida social en el Mondragón de hace 40 años también incluía bendecir la inauguración de nuevas asociaciones recreativas como Alkartu. Esta entidad sita en un semibajo de 200 metros cuadrados enclavada en el número 6 de la calle Ignacio Zuloaga se fundó en el antiguo almacén de la desaparecida mueblería Jáuregui.

Varias cuadrillas de amigos de diferentes edades -desde 30 a 50 años- se embarcaron en el proyecto de fundar la primera sociedad recreativa que se constituía en la localidad -junto con la de Meatzerreka- después de la muerte de Franco, acaecida el 20 de noviembre de 1975.

El 16 de julio de 1976 abría sus puertas la décima sociedad recreativa que se constituía en la villa cerrajera. Antes que ella habían nacido las siguientes entidades: Danok Bat (1935), Casino (1940), Udalpe (1947), San Isidro (1952), Loramendi (1963), Leze Txiki (1968), Uribarri (1970), Hamaika Gazte (1973) y Jentil Ola (1974).

Una tónica

Una nómina de setenta socios fundadores, con José Luis Osinaga como presidente, invitaron a las autoridades civiles y religiosas al acto inaugural previsto para las 19.00 horas del 16 de julio de 1976. El párroco Iñarra consagró la nueva sede social y «se quedó al refrigerio que se sirvió a continuación, pero la única consumición que tomó fue una humilde tónica», recordaba uno de los fundadores de Alkartu.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate