Diario Vasco
Viajera. Maritxu Kajoi encargó buen tiempo en Arantzazu y 'viajó' a lomos del burro de Arruena.
Viajera. Maritxu Kajoi encargó buen tiempo en Arantzazu y 'viajó' a lomos del burro de Arruena. / MKK

Maritxu Kajoi se va de excursión

  • La patrona de los txikiteros 'abandona' su urna para viajar un poco a sus 40 años

  • La figura de la patrona de los txikiteros se halla 'ausente' de su hornacina desde la noche posterior al 'nobenaixo' del viernes

Maritxu Kajoi ha 'abandonado' su urna y ha aprovechado el novenario previo a su 40 aniversario para emprender un pequeño tour por la comarca. Con la esperanza de que para mañana esté de regreso a su puesto para presidir el gran día de los txikiteros, sus devotos echan en falta a la patrona que inexplicablemente se halla 'desaparecida' desde la madrugada del sábado pasado. Es la comidilla entre todos sus fieles: el cajón acristalado que preside el ángulo entre Erdikokale y la plaza está vacío.

Las imágenes facilitadas por Maritxu Kajoi Komisiñua a través de las redes sociales han proporcionado algunas pistas sobre las 'andanzas' de la viajera virgen. Las instantáneas revelan que ha sido 'vista' en lugares tan emblemáticos como el Santuario de Arantzazu, al pie de la famosa cabina telefónica de las 'apariciones' de Aretxabeleta o a lomos del simbólico burro del parque de Arruena.

Desde la comisión han apuntado que Maritxu Kajoi se desplazó a Arantzazu para visitar a Pello Zabala, quien «preocupado por el 'OñEXIT' habría recurrido a la intercesión de la patrona de los txikiteros. Y ella ha aprovechado el viaje para «encargar buen tiempo» para su festividad, y para dar la bienvenida a los oñatiarras que deseen permanecer en Debagoiena ( #TxantxikusWelcome #OñEXIT).

Sabido es que los oñatiarras tienen un 'conflicto' de devociones entre los 'rosarios', cuya celebración normalmente coincide con la fiesta de Maritxu Kajoi, y la patrona de los txikiteros. Pero casualmente este año no se producirá esa coincidencia, y los 'devotos' txantxikus serán bienvenidos a Maritxu Kajoi.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate