Diario Vasco

El aparcamiento subterráneo de Laubide se reabrirá en diciembre

Laubide. La alcaldesa María Ubarretxena y el directivo de Murias Paulino Barrenetxea.
Laubide. La alcaldesa María Ubarretxena y el directivo de Murias Paulino Barrenetxea. / OLIDEN
  • Murias, que gestiona otros cinco parkings, se hará cargo de los de Biteri y Laubide

  • El Banco Popular, titular de la concesión tras la quiebra de Gespark, cede a Murias la explotación forzado por el consistorio

Diez años después de su clausura, el párking subterráneo de Laubide volverá a abrir al público sus 150 plazas «para el puente de la Inmaculada», es decir, a primeros de diciembre. Paulino Barrenetxea, en representación del Grupo Murias, empresa que ha asumido la explotación de los aparcamientos de Biteri y Laubide, realizaba ayer este anuncio en compañía de la alcaldesa María Ubarretxena.

La regidora ofreció un detallado relato de cómo y por qué esta aparcamiento ha permanecido cerrado durante un década, y explicó que el Grupo Murias se hará cargo de la gestión de los dos aparcamientos públicos municipales durante lo que resta de los 50 años de concesión administrativa de los mismos.

Concurso de acreedores

El ayuntamiento adjudicó en su día a la empresa vizcaína Gespark la construcción del aparcamiento subterráneo de Biteri, inaugurado en 2006 con un total 426 plazas repartidas en sus tres plantas. Como contraprestación por la inversión desembolsada, el consistorio otorgó a Gespark la concesión de la explotación de este parking y del de Laubide por un periodo de 50 años.

Pero la empresa quebró, se declaró en concurso de acreedores y el principal de ellos, el Banco Popular, al que Gespark adeudaba un crédito de 2,5 millones, ejecutó la hipoteca y se quedó con la concesión administrativa de la explotación de ambos aparcamientos subterráneos. Y viendo que el de Biteri no se llenaba, echaron el cierre al de Laubide con el fin de reducir costes.

Esta situación se iba prolongando en el tiempo indefinidamente hasta que, recién estrenada la legislatura, la corporación que preside María Ubarretxena (PNV) decidió tomar cartas en el asunto. En julio de 2015 comenzaron las negociaciones con el administrador concursal, y fruto de ellas, «logramos que se establecieran dos condicionantes fundamentales: que el gestor de los aparcamientos tuviera que acreditar una experiencia demostrable en la gestión de párkings, y que el ayuntamiento se reservara la facultad de homologar o no a la empresa concesionaria de la explotación».

Obviamente, el Banco Popular no cumplía ninguno de estos dos requisitos, pero tampoco podía renunciar a su titularidad como concesionaria de las explotación de los aparcamientos «porque de lo contrario en su balance se reflejaría el 'agujero' de los 2,5 millones de euros del crédito impagado por Gespark» explicaba Ubarretxena.

Ante esa situación, los responsables de la entidad financiera decidieron encomendar a su división inmobiliaria la gestión de la explotación de los aparcamientos.

Pero el ayuntamiento, señaló la alcaldesa, «no quedó muy satisfecho con el ofrecimiento ni con la formalidad demostrada» por esta división inmobiliaria «que tiene su sede en Andalucía». En consecuencia, el consistorio no consintió en homologar esta candidatura a hacerse cargo de los parkings.

Forzados por las circunstancias, y ante el temor de perder la concesión y hacer aflorar un 'roto' de 2,5 millones en su balance, los responsables del Banco Popular tuvieron que buscar otra candidatura más solvente y que resultara aceptable para el consistorio. Es así como se pusieron en contacto con el Grupo Murias, una empresa constructora pero con actividades en diversos campos. Entre ellos de la gestión de aparcamientos. Paulino Barrenetxea recordó que en estos momentos «gestionamos unas 1.100 plazas de rotación» más otro número de plazas en venta que no cifró, repartidas en párkings ubicados en Laudio, Errenteria, Lasarte y Durango.

Los de Biteri y Laubide serán el sexto y el séptimo cuya explotación asume el Grupo Murias. La jueza que se ocupa de la administración concursal de la antigua Gespark emitió un auto el pasado día 27 dando su 'bendición' a la propuesta de Murias, y el ayuntamiento aprobará en el pleno de noviembre la firma del contrato con Murias que pondrá la gestión de los párkings en manos solventes y que además evita el 'agujero' en el balance al Banco Popular. A partir de ese momento, «solo necesitaremos diez o 15 días para limpiar, adecentar y abrir el parking de Laubide, aseguró Paulino Barrenetxea.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate