Diario Vasco

Devolverle su dignidad al río

Muzibar. El vial de la calle Otalora discurre sobre la cubierta del río Aramaio, construida entre 1972 y 1982 desde Maala hasta Muzibar.
Muzibar. El vial de la calle Otalora discurre sobre la cubierta del río Aramaio, construida entre 1972 y 1982 desde Maala hasta Muzibar. / DV
  • Una propuesta ciudadana aboga por el «mayor afloramiento posible» del Aramaio

Dos propuestas ciudadanas que vienen a sumarse a las siete alternativas oficiales para la reordenación del tramo Muzibar-San Francisco plantean «destapar el mayor tramo posible del río Aramaio» e intentar revertirlo en la mayor medida posible «a sus características naturales, es decir, recuperar los márgenes del río».

Entre los años 1972 y 1982 se cubrió todo el cauce del Aramaio desde Muzibar hasta Maala para desahogar el tráfico rodado que por entonces atravesaba el casco histórico. La calle Otalora, cuyo vial discurre sobre la cubierta del río Aramaio, se convertía así en la primera 'variante' de la localidad.

Una actuación de estas características es a día de hoy inconcebible y son cada vez más las voces que abogan por recuperar este cauce fluvial que no ha visto el sol en cuarenta años.

La exposición pública de alternativas para la reordenación del tramo Muzibar-San Francisco organizada por el ayuntamiento en Kulturate ha dado pie a un grupo de ciudadanos a presentar una propuesta doble que tiene al río Aramaio como eje y que pretende «devolver su dignidad» a este desnaturalizado cauce fluvial.

Los impulsores de la propuesta bautizada como 'Aramaixo Erreka Ardatz' propugnan asimismo abrir el debate en torno a la necesidad de peatonalización. «Recordemos que los arrabales principales que conducen al casco antiguo, a excepción de Zarugalde, ya están peatonalizados», apuntan.

Un tercer objeto de debate giraría en torno a la «posibilidad de otorgar carácter de plaza a los alrededores de Kondekua» para «acercar el casco antigua a la naturaleza que lo rodea». Y abrir el acceso a los bosques de Monterrón a través de la puerta de Zurgin Kantoi, «es a día de hoy una cuestión muy a tener en cuenta», sostienen.

Dos propuestas

'Aramaixo Erreka Ardatz' ha presentado dos alternativas. En la primera, más moderada, el río Aramaio se descubriría desde aproximadamente Kondekua hasta San Francisco, punto en el que enlazaría con el tramo ya descubierto que recorre la zona de Uarkape.

El tráfico rodado se mantendría en ambos sentidos, aunque en la plaza que se construiría en frente de Kondekua los vehículos a motor «deberán de compartir el espacio con el resto de usuarios y peatones (otorgando a éstos la debida prioridad), por lo que el límite de velocidad máxima será de 20 kilómetros por hora».

Las calles Zarugalde y Olarte quedarían conectadas devolviendo la prioridad a los peatones y en la propuesta no falta el correspondiente 'bidegorri'.

El espacio público y natural para el peatón que se recupera con esta propuesta conllevaría la supresión de 199 plazas de aparcamiento. Sus impulsores no descartan, llegado el caso, la «previsión de construir un parking en el entorno de Kondekua para 100 plazas».

Dos tramos descubiertos

La segunda alternativa presentada por el colectivo 'Aramaixo Erreka Ardatz' propone un mayor afloramiento del río en su conjunto: desde Muzibar hasta prácticamente la confluencia de Otalora con Zarugalde, y de nuevo desde Kondekua hasta San Francisco (igual que en la primera alternativa).

El acceso para vehículos motorizados sería restringido, de manera que los peatones tendrían prioridad absoluta en este espacio, sin perjuicio de los residentes, garajes, trabajos de carga y descarga, taxis y ambulancias.

Mediante esta propuesta, los ponentes de la misma propugnan habilitar un espacio que abarcaría los tramos entre Muzibar y el casco antiguo o hasta San Francisco para uso exclusivo de peatones y bicicletas, en un entorno libre de vehículos motores. De esta forma, además de conectar las calles Zarugalde y Olarte, se podría «rodear tranquilamente el conjunto del casco histórico del municipio a pie».

Peatones y bicicletas solo

En este diseño urbano se incluye un bidegorri entre Muzibar y San Francisco donde los peatones y bicicletas «harán pleno uso del espacio en su conjunto».

Por último, opinan que se «debería de construir un carril bici para el tramo entre San Francisco y Maala. Así, quedaría conectado con los ramales del carril bici diseñado entre Takolo-Goiru y Etxaluze-Musakola (aprovechando la anchura de las aceras de este tramo)».

La alternativa descrita conllevaría la supresión de 242 plazas de aparcamiento, según estiman sus impulsores. Y aquí, de nuevo, mencionan la posibilidad de un aparcamiento de 100 plazas «en el entorno de Kondekua».