Diario Vasco

Detenido por ser el presunto autor de varios robos con fuerza en Arrasate

  • El arrestado está acusado de sustraer dos bicicletas de un garaje y de apropiarse de varias televisiones, unos palos de golf y una caja de caudales en un local de jóvenes del municipio

Un joven de 22 años ha sido detenido por la Ertzaintza en Arrasate acusado de ser el presunto autor de varios robos con fuerza cometidos en los últimos días en esta localidad guipuzcoana, ha informado este martes el Departamento vasco de Seguridad.

El arrestado está acusado de sustraer dos bicicletas en el interior de una parcela de garaje, y de apropiarse de varias televisiones, unos palos de golf y una caja de caudales en un local de jóvenes del municipio.

Los hechos sucedieron ayer cuando, tras el aviso de un ciudadano, agentes de la Policía vasca se personaron en un garaje de Arrasate para aclarar la procedencia de dos bicicletas que estaban en una de las parcelas y cuyo robo había sido denunciado por un particular.

Los ertzainas identificaron en el lugar a un varón de 51 años, padre del arrestado, quien manifestó que había sacado las bicicletas de su parcela para hacer sitio y aclaró que eran propiedad de su hijo.

Instantes después, se personó en el lugar el hijo, un varón de 22 años, quien reconoció que las bicicletas habían sido sustraídas por otra persona y aseguró que él únicamente las guardaba en su garaje.

Los agentes comprobaron que en el interior de la parcela había además numerosas piezas de bicicletas que habían sido desmontadas, una caja de caudales, varios bastones de golf, así como varias herramientas que suelen utilizarse para perpetrar robos.

Los bastones de golf y la caja de caudales habían sido sustraídas en un local de jóvenes, donde fueron robados además varios televisores.

El acusado reconoció la autoría de los robos y manifestó que se había desprendido de los televisores sustraídos.

En el transcurso de la actuación, los agentes se percataron de que el padre del acusado ocultaba una mochila entre los diferentes enseres que había en el garaje en la que localizaron un arma de fuego que había sido manipulada y adaptada para disparar.

Los agentes, que encontraron además tres cajas de munición con 58 cartuchos, comprobaron que el identificado tenía una prohibición para portar armas hasta el año 2017, por lo que lo detuvieron por un presunto delito de tenencia ilícita de armas y otro de quebrantamiento de condena.

Los dos detenidos pasarán en las próximas horas a disposición judicial.