Diario Vasco

Repelente contra las micciones

Peste. El hedor a orín es permanente en el callejón de Biteri-Gaibai junto a Kutxabank.
Peste. El hedor a orín es permanente en el callejón de Biteri-Gaibai junto a Kutxabank. / OLIDEN
  • Se ha aplicado en una quincena de puntos problemáticos donde hiede a orina

  • CK Splash Back sella la porosidad de la pared y al orinar contra ella se produce un rebote que salpica pantalón y manos

Orinar en la vía pública, además de una infracción contemplada en la Ordenanza de Limpieza, es desde la semana pasada una maniobra que puede resultar enojosa al menos para los varones y contra determinadas paredes. El Ayuntamiento se ha gastado 277 euros en aplicar un repelente de orina llamado CK Splash back en una quincena de puntos problemáticos por la reiterada y molesta concentración de orines y malos olores en ellos.

Las quejas ciudadanas y la constatación personal han impulsado al concejal de servicios y mantenimiento Óscar García (PSE-EE) a aplicar este antídoto contra los 'meones' callejeros.

Resulta que esta práctica, uno de cuyos picos máximos se volverá a producir durante la próxima fiesta de Maritxu Kajoi, está tipificada como infracción leve en la Ordenanza de Limpieza que entrará en vigor el próximo mes de noviembre. A partir de entonces, a la persona que se le sorprenda orinando en la vía pública se le aplicará una sanción de apercibimiento o multa de 50 a 150 euros.

Tanto o más disuasorio pueden resultar los fastidiosos efectos del repelente de orina aplicado en diversos puntos. Según explicaba el concejal de servicios y mantenimiento, este producto «hace que te salpique el pantalón y las manos». Al parecer, la orina rebota «como lo haría contra un cristal».

Pero a esta propiedad disuasoria se le añade otra no menos importante: «tapa los poros de la pared y la impermeabiliza». Una beneficio muy importante porque «así prevenimos que los orines calen en las paredes, que es donde se acumula y se concentra en mayor medida la pestilencia». La razón estriba, señala García, en que las baldeadoras de los servicios municipales de limpieza no pueden intervenir en muchas paredes «para evitar anegar portales, garajes...»

Puntos sensibles

Por otro lado, el grueso de los puntos donde se ha aplicado este repelente de orina que, según aseguró García, tiene «cinco años de garantía», corresponde a pasajes cubiertos o callejones de accesibilidad limitada. Así, los cinco litros de CK Splash back diluidos en agua se han aplicado mediante fumigadora en los siguientes puntos 'calientes' por la concentración de orines: cantón del cine Ideal, Zeharkale estalia, soportales del Grupo San Juan, Obenerreka (frente al bar Frontón), soportales del ayuntamiento, plaza Laubide y soportales de las casa de Roneo, pasadizo cubierto Garibai (junto a Kutxabank), puerta de la parroquia en Kanpantorpea, parque de la calle Ferrerías, los dos cantones de la calle Olarte, Gazteluondo (ikastola), pasadizo cubierto de la calle Leintzibar a Gudarien plaza (San Andrés), paso cubierto junto a la tienda Feli, váteres públicos de Monterrón (donde algunos mean fuera) y en los bajo del gaztetxe.