Diario Vasco

Cura de rejuvenecimiento en Udalpe

Socios. Eneko Urrizalki y Eñaut Arriaran, miembros de la junta directiva de Udalpe junto con el también socio Patxi Zubizarreta.
Socios. Eneko Urrizalki y Eñaut Arriaran, miembros de la junta directiva de Udalpe junto con el también socio Patxi Zubizarreta. / OLIDEN
  • La veterana sociedad renueva su sede y su censo a las puertas del 70 aniversario

La histórica sociedad recreativa Udalpe afronta con una cura de rejuvenecimiento su inminente 70 aniversario. La entidad fundada el 23 de junio de 1947 en su primitiva sede de la calle Olarte -inauguró su actual sede de Iturriotz en 1958- fue durante muchos años uno de los motores de la vida social y cultural de la villa. Pero los años no pasan en balde y tanto su sede social como su nómina de miembros -llegó a sumar hasta 280- estaban necesitados de sangre nueva.

Tras algunos intentos frustrados de trasladar la entidad a una nueva ubicación, la junta directiva que preside Eñaut Arriaran acometió en febrero la tarea de remodelar las obsoletas instalaciones de la calle Iturriotz. Entre los objetivos primordiales estaba el de adecuar las mismas a los vigentes requisitos normativos, con especial atención a la insonorización del local, motivo de reiteradas quejas vecinales.

Un ingeniero especialista ha revestido paredes y techos formando un vaso aislante que, según Arriaran, silencia los ruidos habituales de una asociación de estas características «por debajo del umbral máximo de 30 decibelios» y con una merma de espacio «muy pequeña». Además, un parqué acolchado recubre el suelo y todas las mesas y sillas portan tacos para aminorar ruidos.

La prueba del algodón tuvo lugar el sábado pasado, con ocasión de la reinauguración de la entidad, cuando «nos reunimos un centenar de socios y un vecino nos comentó que apenas oyó el ruido».

Las obras se han prolongado durante casi siete meses, más de lo esperado, pues la directiva planeaba reinaugurar la sociedad la víspera de San Juan. Pero los recién terminados trabajos han reportado varias mejoras: una instalación de aire acondicionado que se agradece especialmente en estas calurosas jornadas, un nuevo extractor en la cocina más otro de aire viciado que se activa automáticamente por medio de un sensor, baños, cubertería, menaje, mantelería...

Recreativa y cultural

La nómina de socios también ha experimentado un proceso de puesta al día. De los 203 socios de cuota que se contabilizaban antes de iniciar las obras, el censo se ha reducido actualmente a 150 miembros, con bajas y nuevas incorporaciones, más otros 20 honoríficos. Y tienen lista de espera: «un par de personas ha solicitado el ingreso», explicaba Arriaran.

El presidente de Udalpe quiere imprimir un sello más cultural a la nueva andadura de la entidad. El éxito de la actuación musical que organizaron el sábado en la calle Iturriotz con motivo de la reinauguración, tendrá continuación con otra serie de incoativas de cariz gastronómico-cultural. Arriaran anunció que hacia octubre-noviembre proyectan organizar una cata de vinos abierta al público. Asimismo se ha propuesto promover la divulgación culinaria echando mano de personas de reconocida maestría en los fogones que estén dispuestos a compartir la elaboración de determinadas recetas con gente que quiera aprender los secretos de estos expertos.

Arriaran también baraja traer exposiciones y muestras a las instalaciones de Udalpe.