Gipuzkoa

Alto Deba

Durante esta semana los voluntarios locales, que han sustentado la campaña, se han encargado de clasificar y embalar todos los alimentos almacenados en los bajos del antiguo edificio de la Compañía de María para que en breve partan hacia Bilbao. En camiones adquiridos aquí y con conductores voluntarios se montará la expedición que tras un semana de viaje alcanzará su objetivo. Los vehículos se quedarán en los campamentos para cumplir funciones básicas de transporte. El balance de la campaña, que seguirá en pie más años mientras no se resuelva el conflicto de los saharauis desplazados de sus territorios, ha sido muy positivo. Los promotores locales destacan que frente a las 3 toneladas del año pasado han incrementado hasta alcanzar los 3.705 kilos, de los que de Bergara son 3.264 kilos, Soraluze 325 kilos y Elgeta 116 kilos. Las donaciones económicas han superado los 3.500 euros, de los que 1.500 ha aportado el Ayuntamiento, otros 300 euros de Eroski-Bergara, 147 euros en las huchas y, hasta la fecha, 1.580 euros en la cuestas habilitadas en caja Laboral y Kutxa. «Es una cantidad importante que puede seguir creciendo porque las cuentas están abiertas», recordaba Gabilondo del colectivo local Bubisher, que ha coordinado la campaña junto a la Asociación de Amigos de Sahara, el Ayuntamiento y los centros de educación y el gaztetxe. Desde la plataforma local de la campaña para ayudar al Sahara se quiere hacer público un agradecimiento general a todos los bergareses por sus aportaciones y en especial a comercios, centros escolares y autoridades su colaboración. / La solidaridad local con el Sahara incrementa en una tonelada las ayudas

JUAN A. MIGURA/