Diario Vasco

El polideportivo permanecerá cerrado una semana

La empresa Makai trabajó ya el lunes y continuó ayer con la limpieza de los árboles.
La empresa Makai trabajó ya el lunes y continuó ayer con la limpieza de los árboles.
  • El técnico de deportes Asier Mujika señala que «se reabrirá una vez garantizada la seguridad de los usuarios»

Se suele decir que 'después de la tempestad vuelve la calma'. A nivel meteorológico así ha sido. Pero todo lo contrario a otros niveles ya que mucha gente ayer estuvo dedicada a reparar los destrozos que se habían producido por el fuerte viento que azotó al municipio atxabaltarra. El más afectado sin duda fue el polideportivo Ibarra. Ayer responsables municipales se reunían con la empresa que primero va a tener que actuar en el interior del mismo para que se pueda reabrir el polideportivo. Se estima que esos primeros trabajos al menos durarán una semana, por lo que los usuarios no podrán utilizarlo mientras tanto.

El técnico de deportes del Ayuntamiento de Aretxabaleta, Asier Mujika señalaba ayer tras la reunión que «es muy importante que el edificio internamente no haya sido dañado. Se ha roto el cristal que recubre toda la fachada de la zona de la piscina, y al caer por el viento ha generado unos daños en los lucernarios que están para que entre luz natural, tanto en el graderío de la cancha como en el hall de entrada. Como no tienen ahora las características necesarias de seguridad, no podemos abrir la instalación». Sobre lo que se va a hacer comentó que «vamos a limpiar la fachada, quitando los restos de cristal que están colgando. Y por otra parte dar seguridad a los lucernarios poniendo unos andamios interiores para que no se vayan abajo. Luego se montarán andamios para limpiar la fachada y reponerla pensando qué se hace y cómo se hace. Se buscará una solución que nos de más garantías. Tendremos una reunión mañana con arquitectos para valorar todo».

En el polideportivo se han visto afectadas también 20 de las 84 placas solares y algún climatizador.

«Nadie recuerda algo así»

El alcalde atxabaltarra Unai Elkoro señalaba ayer sobre el fuerte viento que superó los 140 kilómetros por hora que «todo el mundo dice lo mismo, que nadie recuerda tantos árboles tirados y zonas afectadas. La ciclogénesis de hace unos años nada tiene que ver con este viento. Ayudó mucho que fuera por la noche porque con los cascotes y tejas volando, de día los problemas hubieran sido mayores. Afortunadamente no ha habido daños personales . La brigada municipal está trabajando para limpiar y solucionar todos los desperfectos, algo que se seguirá haciendo los próximos días». Algunos vecinos se han visto afectados en sus domicilios o vehículos. Si es a nivel particular deben acudir a sus seguros, si los tienen. Si es como consecuencia de algo relacionado con el Ayuntamiento Elkoro señala que «si alguna persona ha sufrido algún daño causado por los contenedores o los cristales del polideportivo, que acudan al ayuntamiento para tramitar la denuncia».

En cuanto a los contenedores afectados, que de los 120 al menos han sido unos 50, señala que «la Mancomunidad está organizando los grupos de contenedores. Se están reparando algunos a los que se les ha roto la tapa y otros se pondrán nuevos». Tan fuerte e intenso era el viento, que un contenedor de ropa y calzado fue arrastrado unos 100 metros, hasta la barandilla del río, dejando en la campa frente al polideportivo un reguero de calzado. Un vecino recordaba cómo vio pasar cuatro sillas de un bar que iban una detrás de otra arrastradas por el viento.

Makai sigue limpiando

La empresa de jardinería Makai, que ya había estado realizando trabajos el mismo lunes, ayer continuaba con ello. Hay árboles que tenían más de 50 años. Los que han caído en el municipio son: en la zona del campo de fútbol 11; 3 en la plaza de Gipuzkoa; 3 en Belorrieta; 2 en Txarapea; 5 en el parque de Kurtzebarri, 1 en la facultad y un cedro de unos 20 metros de altura en el bidegorri. El encargado de Makai, Manolo Hernández comentaba que «yo no he conocido un desastre así. Ayer hicimos seis viajes al vertedero municipal. Y toda esta semana nos dedicaremos a la limpieza de los árboles que han sido afectados».

Problemas en telefonía

Las personas que utilizan la telefonía móvil de Euskaltel tuvieron problemas tanto el lunes como ayer por falta de cobertura. Y es que el viento había derribado unos árboles sobre una estación de telefonía. Ayer ya se estaba solucionando por lo que se espera que hoy no haya problemas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate