Diario Vasco

Proyecto de Hiruatx en Ecuador

Una cooperativista de Wiñak muestra uno de los frutos de cacao que se están produciendo en Ecuador.
Una cooperativista de Wiñak muestra uno de los frutos de cacao que se están produciendo en Ecuador.
  • Están colaborando desde hace tres años con la cooperativa Wiñak dedicada la producción de cacao

La ONG atxabaltarra Hiruatx continúa impulsando su ayuda en la actualidad en la Asociación Agro-artesanal Wiñak, ubicada en la provincia de Napo (Ecuador) que ahora se encuentra en su etapa de fortalecimiento organizativol. Son ya tres años de colaboración. Se trata de una asociación sin fines de lucro conformada por 267 socios, de los que 87 son hombres y 170 mujeres, todos ellos, indígenas kichwas de las comunidades de dicha provincia.

Ecuador por tradición es un importante productor de cacao; y en la actualidad, es reconocido internacionalmente por ser el país proveedor del 61% de la producción mundial de cacao Fino y de Aroma. La riqueza y abundancia de los recursos naturales que caracterizan a las zonas de producción de cacao en el Ecuador han permitido que este producto desarrolle atributos únicos de sabor y aroma. La provincia de Napo se caracteriza por ser una zona de producción diversa y de gran potencial productivo, en la que 5.100 agricultores, en su mayoría indígenas (kichwas 68%, colonos 32%) cultivan aproximadamente 6.885 ha de cacao fino de aroma. Los de Wiñak utilizan el sistema productivo de Chacras, ecológico y sostenible en el tiempo para el entorno.

Según señalan desde Hiruatx «la asociación Wiñak tiene como misión, mejorar la producción y productividad de los asociados y comercializar productos y servicios, obtenidos con calidad e identidad, logrando un beneficio equitativo para todos, y protegiendo los recursos naturales».

Producción y ventas

Los avances que se han hecho en esta dirección este último año a nivel productivo son importantes. Se ha logrado el certificado de producción ecológica y como resultado de la formación recibida han mejorado la poda y con ello la producción hasta un 35% de media por hectárea. Para saber las diferentes variedades de cacao presentes se han analizado los arboles de 257 socios obteniendo el registro sanitario. Y los microcréditos han contribuido a activar la producción, y la tasa de devolución ha sido buena.

Por lo que respecta a las venta, se han incrementado en 20 toneladas al año, vendidas a diferentes países en tres tipos de chocolate (55%, 70% y 85%). Como carecen de maquinaria para producción de chocolate, han subcontratado estos servicios, pero tienen mas dificultad para vender el producto transformado que el cacao como materia prima. La creciente demanda de cacao les ha impulsado a relacionarse con otras sociedades del entorno para reunir más cacao y evitar intermediarios, haciendo una venta más directa por medio de Wiñak. En 2016 han conseguido reunir y vender el cacao de 2.362 familias. Estas familias han mejorado el margen en un 30%.

Soberanía alimentaria

El objetivo general del proyecto de Hiruatx es impulsar una economía endógena para el buen vivir mediante la producción de iniciativas asociativas de pequeños productores que contribuyan a su soberanía alimentaria y fortalezcan las capacidades y oportunidades económicas, propiciando intercambios económicos y sostenibilidad ecosistémica.

«En este sentido constatamos que están haciendo una gran labor en Wiñak, y estamos muy contentos con el rendimiento que está dando la ayuda que brindamos desde aquí.

Todas las personas que quieran colaborar en este proyecto pueden hacerlo a través de una de estas cuentas: Fiare: ES16 1550 0001 2900 0227 0320; Caja Laboral: 3035 0002 15 0020036568 Kutxa: 2101 0024 11 0123534588», señalan desde la entidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate