Diario Vasco

Álava se queda de nuevo sin atención al parto en la red sanitaria privada

Sala de dilatación de Vithas San José, con bañera para aliviar el dolor de las contracciones.
Sala de dilatación de Vithas San José, con bañera para aliviar el dolor de las contracciones.
  • Vithas San José cierra una etapa de tres años en la que ha atendido 500 alumbramientos y refuerza sus servicios pediátricos

Vithas San José (antigua policlínica) dejó de atender partos el pasado 31 de diciembre. Cierra así una etapa de tres años durante la que los especialistas del centro privado han ayudado a llegar al mundo a más de 500 niños. Y aunque no significa el cierre de su unidad Materno Infantil, como matiza el gerente Manu Díaz de Corcuera, la realidad es que tras una breve aventura, el territorio vuelve a quedarse sin un centro privado en el que parir. El HUA Txagorritxu, público, será por tanto el único centro de referencia alavés donde dar a luz.

Vithas San José hizo una gran apuesta por la maternidad hace ahora tres años, cuando estrenó unas modernas instalaciones que incluían salas de dilatación, una bañera con aguas a 37 grados para aliviar las contracciones, quirófano, sala de neonatos y modernas habitaciones individuales. Un equipo de 34 personas entre ginecólogos, matronas, enfermeras y pediatras iba a estar pendiente las 24 horas de las parturientas. Calculaban que podrían atender hasta el 14% de los partos que se producían en Álava, que entonces rondaba los 2.900 nacimientos en Txagorritxu. Tenían pacientes de Miranda y el Alto Deba.

El primer año atendieron 178; en 2015, fueron 164 , y este último año su gerente confiaba en llegar a los 180. Díaz de Corcuera explica que la decisión de dejar de asistir alumbramientos obedece a una reorganización de toda la unidad infantil. «No nos permitía adaptarnos a lo que nos pedían los pacientes así que vamos a reorientarla hacia servicios con mayor demanda y potenciarlos, como es la pediatría», indicó. El gerente eso sí asegura que nada es irreversible. «En el momento en que la demanda de partos ascienda, ese servicio puede volver a ser operativo».

Niega que no se hayan cumplido las expectativas. «Por ejemplo, las urgencias pediátricas han sido un gran éxito con casi 20.000 niños atendidos en el hospital», defiende. Habla así mismo de la buena respuesta de otros servicios como el de preparación al parto.

Nuevas especialidades

El futuro pasa ahora por ampliar las urgencias pediátricas, donde asegura que se han logrado tiempos de espera inferiores a 16 minutos de media. Las incubadoras y cunas térmicas serán trasladadas a otro hospital del grupo, pero los ginecólogos seguirán contando con los ecógrafos de 4D de última generación para sus exploraciones. Además, se ampliarán los quirófanos de cirugía ambulante.

La unidad Materno Infantil seguirá existiendo y mantendrá en activo las consultas de seguimiento y monitorización de los embarazos, las clases de preparto, la rehabilitación del suelo pélvico, las ecografías en 4D y la pediatría integral con 14 especialistas. En ginecología se van a incorporar a especialidades como la cirugía gine-oncológica y en pediatría se va a potenciar las urgencias, endocrinología y las consultas e ingresos hospitalarios, anunció el gerente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate