Diario Vasco

El buen tiempo acompañó al día de Todos los Santos

Muchos se animaron a acercarse a pasear por Urkulu.
Muchos se animaron a acercarse a pasear por Urkulu. / JOXEBI

Aunque cada año son más las personas que acuden a los cementerios en los días previos a Todos los Santos, lo cierto es que ayer tanto el cementerio atxabaltarra como el eskoriatzarra tuvieron centenares de visitas. El buen día hizo que fuera una buena jornada para el recuerdo de los seres queridos. Tanto panteones, tumbas como osarios estaban llenos de flores y plantas.

Una de las zonas visitadas era la de los columbarios, donde desde hace años, las personas pueden depositar las cenizas de los difuntos. Precisamente en esos lugares ya habilitados se podrán cumplir las instrucciones del Vaticano por las que se prohiben dispersar las cenizas o guardarlas en casa.

Los eskoriatzarras que se acercaron al cementerio ayer pudieron ver como había quedado tras las obras que se han realizado en el mismo. La primera, justo a la misma entrada, ya que se ha instalado una nueva rampa en el acceso principal que cumple con la ley de accesibilidad. Otros trabajos que pudieron ver fueron la reforma de la zona de nichos y el acondicionamiento de la parte antigua.

Paseos para los 'sin puente'

Los que no han tenido oportunidad de coger el puente de Todos los Santos, han aprovechado para hacer viajes de un día o recorrer lugares del entorno. El buen tiempo, calor, en pleno noviembre, hizo que el embalse de Urkulu estuviera durante todo el día lleno de gente que subía a pasear a pie, en bici o a caballo.

A pesar de que a las 18.00 ya empieza a oscurecer, el aparcamiento que está junto a los servicios del embalse, estaba lleno a las 17.00 y la gente seguía subiendo a esa hora para apurar al máximo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate