Diario Vasco

Finalizadas las obras del cementerio

Los trabajos que ya han acabado se pueden apreciar en el cementerio eskoriatzarra.
Los trabajos que ya han acabado se pueden apreciar en el cementerio eskoriatzarra. / DV

Las obras realizadas en el cementerio permiten una mejor accesibilidad tras haberse instalado una nueva rampa en el acceso principal. Además se ha reformado la zona de nichos y se ha acondicionado la parte antigua, muy deteriorada.

El Ayuntamiento inició el pasado mes de septiembre las obras de mejora y acondicionamiento del cementerio, de la mano de la empresa adjudicataria Sasoi Eraikuntzak, que ya trabajó en la reurbanización de la calle de arriba de San Pedro.

Con un presupuesto cercano a los 50.000 euros, los trabajos que ya han finalizado, se han divido en dos áreas bien diferenciadas. Por un lado se han solucionado los problemas de acceso entre la parte nueva y la vieja, mediante una nueva rampa que cumple con la ley de accesibilidad, la que había no lo hacía, al tener una pendientes del 20%. Por el otro se han derruido algunos de los nichos en desuso y se han acondicionado con hormigón impreso los corredores de paso de la parte antigua, de manera que se facilita el tránsito al tiempo que se evita que se encharquen con el mal tiempo. También se ha incluido la canalización soterrada que permitirá en un futuro instalar riego automático en la zona de los panteones.

«Era necesaria»

La obra, englobada en el Plan de Mejora Urbana - Hiriberritze Plana - en palabras del alcalde Joserra Zubizarreta «era a todas luces necesaria, dados los problemas de accesibilidad y de deterioro de un lugar tan importante y simbólico para muchos eskoriatzarras. Hemos acometido estas obras al entender que ya tocaba solucionar algunos de los problemas estructurales del lugar, darle un lavado de cara y restituirle la dignidad perdida con el paso de los años y la falta de mantenimiento».

El correcto avance y seguimiento de los trabajos ha permitido que las obras finalicen dentro del plazo previsto, justo antes de la festividad de Todos los Santos, el próximo martes.

Algunas mejoras quedan, no obstante, pendientes de ejecución, al no haberse contemplado en el proyecto original por lo ajustado del presupuesto. Así, se quiere igualar y retejar los muros de la parte antigua al tiempo que se plantea colocar una segunda fuente, para que los usuarios puedan disponer de agua para limpieza de los nichos y cuidado de los arreglos florales.

Otra de las cuestiones pendientes es qué hacer con el arco de la entrada y el pasillo superior, estructura inacabada que empieza a sufrir los efectos del paso del tiempo. Habrá que decidir si se repara o bien se procede a su demolición. El Ayuntamiento quiere que esta cuestión la decidan los propios eskoriatzarras, por lo que anima a la ciudadanía a expresar su opinión en torno a esta cuestión.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate