Diario Vasco

Le intentan atracar y manda al hospital a dos ladrones

Amparados en la oscuridad de la noche y en la ausencia de testigos, tres ladrones 'seleccionaron' a un desconocido que sacaba dinero de un cajero en la calle de Zabalgana. Era la madrugada del sábado. Los cacos, según ha sabido este periódico de medios policiales, rodearon a su víctima. Presuntamente le exigieron el dinero con malas artes. Craso error. El hombre se negó. Cuando los ladrones subieron el tono de sus advertencias, la víctima logró zafarse y alcanzar su coche. Para sorpresa de los rateros sacó una estaca y les conminó a que se acercaran y le exigieran de nuevo su dinero. Los asaltantes siguieron firmes. Así que este hombre, un corpulento ciudadano de Europa del Este, comenzó a defenderse a estacazo limpio. Sus bastonazos dejaron malheridos a dos de los ladrones. El tercero pudo escapar. Cuando las patrullas de la Ertzain-tza se presentaron, le encañonaron al verle con el garrote en mano y a dos jóvenes retorciéndose de dolor. Ahí dejó la estaca y describió lo ocurrido como si fuera lo más normal del mundo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate