Diario Vasco

El División de Honor es colíder tras imponerse 3-0 al Aloña Mendi

Santxo y Zaitegi marcaron los tres goles del partido.
Santxo y Zaitegi marcaron los tres goles del partido. / JOXEBI

El equipo de fútbol de la División de Honor Regional de Aretxabaleta confirmó su buen inicio de temporada al lograr la cuarta victoria consecutiva tras otros tantos partidos disputados, al imponerse de forma clara y contundente al Aloña Mendi en Ibarra, 3-0. Los atxabaltarras salieron desde el pitido inicial, como lo habían hecho en los anteriores tres encuentros, a realizar su fútbol, con un estilo propio que se ha confirmado, y en busca de los tres puntos. Fruto de ese trabajo llegó el 1-0 en el minuto 14 por mediación de Julen Eraña. El Aloña Mendi tuvo que adelantar las líneas para tratar de buscar el empate y los atxabaltarras pudieron seguir con su ritmo de juego.

De esta forma llegó el segundo tanto, materializado por Zaitegi en el minuto 31 del encuentro. Con este resultado los jugadores se retiraron a los vestuarios. En la reanudación, más de lo mismo, y el tercer tanto llegaba en el minuto 72 por obra de Santxo.

Tras esta cuarta victoria, los atxabaltarras son colíderes empatados a 12 puntos con el Anaitasuna.

Seguir con el estilo de juego

El entrenador atxabaltarra Iñigo Vélez de Mendizabal comentaba tras la victoria que «esperábamos que vinieran a encerrarse atrás sin hacer una presión alta. Pero al marcar pronto nosotros, tuvieron que salir más al ataque y nosotros controlamos el partido. No achucharon mucho, pero estos partidos se complican si no ves que abres la lata al principio, pero al acabar la primera mitad con 2-0 nos fuimos con tranquilidad a los vestuarios. En la segunda parte tuvimos más ocasiones para ampliar el marcador. Ellos tuvieron algún acercamiento pero no crearon excesivo peligro. Contentos con la situación del partido porque al final se nos puso de cara pronto y pudimos meter alguno más. En esta segunda mitad ellos no tuvieron ocasiones y nosotros dispusimos de alguna más y jugamos más tranquilos. El partido estuvo controlado por los goles y el ritmo de juego».

El juego de los atxabaltarras sigue siendo salir desde atrás y como comenta el entrenador atxabaltarra, «ellos nos presionaban porque veían que sacábamos de abajo, e intentábamos buscar laterales o segundas caídas. Estoy muy contento porque cada vez hay más acciones combinativas, y un ejemplo claro es el segundo gol que metemos. Intentamos jugar porque queremos, y el rival nos deja en un principio. Yo estoy encantado con los 11 que salen, los cinco que salen en la segunda parte, el portero que no juega, los que se quedan fuera, porque todos somos el equipo. Y me lo ponen complicado porque están todos enchufadisimos y con una actitud muy buena que es lo que debe ser. A mi me interesa la actitud y luego el resultado ojalá siempre sea bueno».

El Aretxabaleta empezó los entrenamientos el 18 de agosto. Tan solo ha pasado mes y medio, es poco tiempo, pero como dice Vélez de Mendizabal «la idea que tengo yo de juego la han cogido muy bien, pero todos, desde el portero hasta el delantero. Saben lo que quiero de cada uno en cada posición, y cada vez que juegan en esa posición lo tienen muy interiorizado. Porque al final es un juego táctico que creo que a ellos les gusta y también es exigente porque es tener el balón. Y tienen que mejorar y realizar pases rápidos y controles buenos. Pero son cosas que se trabaja durante la semana sobre todo con el balón, y cuando toca partido intentamos plasmar lo que hacemos durante la semana».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate