Diario Vasco
Igor Arenaza ha permanecido 12 años en la U.D. Aretxabaleta.
Igor Arenaza ha permanecido 12 años en la U.D. Aretxabaleta. / JOXEBI

Igor Arenaza deja la dirección deportiva de la U.D. Aretxabaleta

  • Se va al Athletic de Bilbao, donde formará parte de su organigrama deportivo

No es fácil despedirse de un equipo al que has estado unido doce años, y que llevas siempre en tu corazón. Durante este tiempo, Igor Arenaza ha estado ligado a la UDA, primero como jugador y, hasta este mes, como director deportivo, labor que ha realizado durante los últimos 8 años. Se va ante la llamada que le han hecho desde el Athletic de Bilbao, club al que ya estuvo ligado en sus primeros años como jugador, para formar parte del organigrama deportivo del club vizcaíno.

Desde que llegó en el año 2004 para formar parte de la plantilla del equipo de preferente, Arenaza ha realizado otras labores en el club.

Fue entrenador del primer equipo durante la temporada 2005-2006. Y posteriormente pasó a ser director deportivo del club, cargo en el que ha permanecido estos últimos 8 años. Ha dejado la planificación de la temporada hecha.

Recuerdos de este tiempo

Para Arenaza, no es una despedida, es un hasta pronto. El sabe que siempre va a tener abiertas las puertas del que siempre ha sido y será su club, la UDA. Pero ahora que se va quiere tener un recuerdo especial para todos aquellos que como el dice «siempre han estado ahí, conmigo, apoyándome. Agradezco a la directiva de la UDA el haber puesto su confianza en mí. Y a todos los entrenadores, jugadores, afición, equipos de Debagoiena y a todos los equipos guipuzcoanos. Y a la Diputación Foral de Gipuzkoa y a la Federación de fútbol por facilitarme el trabajo. Y quiero resaltar tu apoyo y el del DV, que siempre habéis estado ahí, a mi lado».

Y añadió «hemos hecho grandes cosas pero no solo por los buenos resultados del primer equipo, ya que en los años que he estado de director deportivo hemos subido dos veces a Tercera División. Me siento parte de la historia de la UDA. Pero también hemos trabajado en proyectos como Eskua, campus y otras actividades».

Quiso tener un recuerdo especial en esta despedida para «mi padre, mi madre y mi hermana, porque son los que más han creído en mí y han estado conmigo en esta trayectoria. Para Bixente Etxeandia, porque gracias a él he entendido a la UDA. Mi tío Jose Luis Txintxurreta, porque él me enseñó a trabajar y sacrificarse por un club. A Jokin Ortiz de Murua, que es el que me está acompañando en todo este proceso de crecimiento tanto personal y lo que me está enseñando en el tema de coaching para equipos y grupos. Y por último quiero recordar a Andoni Zubizarreta porque ha sido el referente que he tenido del pueblo para el fútbol y ha sido el que ha puesto Aretxabaleta en el mapa del mundo.

Por nueve equipos

Arenaza, como casi todos los niños, comenzó a dar patadas a un balón casi coincidiendo con sus primeros pasos. Nueve han sido los equipos que han podido disfrutar con su juego. Empezó a jugar en un equipo como federado en el entonces llamado Almen, de allí pasó a la UDA y cuando era juvenil, el Athletic se lo llevó para formar parte de su cantera. En el equipo vizcaíno permaneció durante cuatro años, de los cuales, el último año y medio jugó en el equipo de Segunda División del citado equipo.

Del Athletic pasó formar parte de la plantilla del Eibar, también en Segunda División, donde jugó cinco temporadas seguidas en el conjunto armero, desde 1994 a 1999. Posteriormente jugó una temporada en esa misma categoría con el Logroñes. Regresó al Eibar, de nuevo en 2ª y luego fue al Motril, que jugaba en 2ª B. Luego fichó por el Barakaldo por otra temporada en esa misma categoría, y media temporada en el Mérida.

Regreso a la UDA

Igor Arenaza se fue del Mérida al conjunto del Sangonera la Verde, equipo murciano de Tercera División. Allí finalizó su periplo profesional futbolístico y regresó a la que fue siempre su casa, la UDA, donde jugó en el equipo de preferente, que actualmente es el División de Honor Regional, las temporadas 2004-2005 y 2005-2006. Fue en este club donde colgó definitivamente las botas como jugador en activo.