Diario Vasco

Felisa celebró sus 102 'primaveras' rodeada de familiares en Iturbide

Felisa celebró sus 102 'primaveras' rodeada de familiares en Iturbide
  • Familiares y amigos le tributaron un homenaje en la residencia Iturbide, donde Felisa asistió a misa y le cantaron el cumpleaños feliz

  • Viuda de Felipe Yarza, Felisa es madre de 5 hijos, abuela de 9 nietos y 11 bisnietos

Felisa Axpe Beitia celebró sus 102 primaveras el sábado 7 de marzo, rodeada de sus familiares en la residencia Iturbide, donde vive desde hace algunos años. Aunque goza de una salud relativamente buena, Felisa prácticamente ha perdido el habla y para su movilidad depende de la silla de ruedas. Pero según su hijo José Luis, «su mirada trasluce sentimiento cuando diariamente vamos a visitarla a Iturbide, y en la celebración de su cumpleaños se emocionó». Para corroborarlo no hay más que observar la foto en que Maialen, su cuidadora en la segunda planta de la residencia, le entrega el ramo de flores ante la tarta con las velas ardiendo sobre la venerable cifra de 102 años.

La larga vida de Felisa Axpe comenzó en el caserío aramaioarra de Antontxiki, en el barrio de Arriola, en el seno de una familia que llegaría a sumar 10 hijos. De sus hermanos viven aún Margarita, de 95 años, y Julio, de 87, el más joven de todos y el que se hizo cargo del caserío familiar.

Como tantas otras jóvenes de su época, Felisa tuvo que abandonar tempranamente a su numerosa familia para ganarse la vida en el servicio doméstico. Así fue como «entró a servir en casa de un alto cargo de Elma, apellidado Echevarría y domiciliado en el arrabal de la Magdalena, sobre la también desaparecida farmacia Tellería», explicaba su hijo José Luis, que aún recuerda la «pluma estilográfica que me regalaron por mi primera comunión».

José Luis es uno de los 5 hijos que tuvieron Felisa Axpe y su marido Felipe Yarza, con el que contrajo matrimonio en 1934. De esta unión nacerían Miren, viuda de José María Bergaretxe, Mertxe, viuda de Alberto Vitoria, José Luis y Cristina Larraza, Carlos y Elisabeth y José Antonio Alberdi. Cinco hijos, 9 nietos y 11 bisnietos bendicen a esta gran familia que perdió a su patriarca hace veinte años, en 1995, cuando contaba 86 años de edad.

Felipe Yarza era ebanista de profesión y regentó durante muchos años un taller de muebles en la calle Ferrerías. Compartía sociedad con Victoriano Madina, que se encargaba del taller de carpintería de la calle Olarte.

Del buen hacer profesional del marido de Felisa Axpe se conservan aún pruebas en muchos domicilios de la localidad. «Mucha gente me comenta que aún conservan en sus casas los muebles que muchos años atrás les confeccionó mi padre», contaba José Luis Yarza.

La celebración el pasado sábado del cumpleaños de Felisa transcurrió en la residencia Iturbide con la asistencia a la misa que ofició en la capilla del centro el padre Pedro Salaberri, quien tuvo una palabras de felicitación y enhorabuena para la homenajeada.

Entre todos los asistentes le cantaron el 'zorionak zuri' que Felisa escuchó con emoción. Las trabajadoras de Iturbide también le tributaron su particular homenaje durante al cena en el comedor.