Diario Vasco

El pintxo de pulpo sobre cama agridulce, de Haizea, fue el mejor del concurso

Xabier Ezpeleta y Bittor Gallastegi, del Haizea, reciben la txapela de los concejales Basauri y Lete.
Xabier Ezpeleta y Bittor Gallastegi, del Haizea, reciben la txapela de los concejales Basauri y Lete.
  • En una reñida puntuación la creación del Haizea se impuso en otra edición que destacó por la calidad de la propuestas

Un pulpo bien cocido aderezado sobre un cama agridulce fue la propuesta ganadora de la séptima edición del concurso local de pintxos entre las diez posibilidades presentadas. En opinión del jurado, volvió a destacar la alta calidad de todas los pintxos y lo ajustado de las puntuaciones.

A las 14.00 horas, los responsables municipales de Turismo, Patxi Basauri y María Jesús Lete, hicieron entrega de la txapela a los autores del pintxo y propietarios del Haizea, Xabier Ezpeleta y Bittor Gallastegi.

Con la inclusión del Haizea en el palmarés de la competición ya son cinco los establecimientos ganadores con el primer triunfo para Aran-tza Aretxaga del hoy en día cerrado Ostatu, a la que siguió el bar Patxi con Juan Mari palomo como responsable, el Bola Toki en 2010 con Mari Carmen Salas, y el dominio los tres últimos años de Jesús Mari Kalboetxeaga, del Maialde.

Los jurados, representantes de la sociedades gastronómicas, de los dos pintxos de cada establecimientos también puntuaron uno como el mejor, que los vecinos los dos próximos domingos podrán saborear por un euro. En esas dos fechas los consumidores podrán votar el que ellos consideren mejor de la edición y entre los participantes se sorteará una cena para dos personas. Además podrán participar en un segundo concurso en el que deben acertar los ingredientes del pintxo más valorado de cada establecimiento. Entre los acertantes se sorteará un lote de botellas de vino.

Como en ediciones anteriores los pintxos lograron animar la calles y los bares durante una soleada matinal de domingo.