Diario Vasco

San Sebastián, 13 jun (EFE).- Un joven de 18 años se encuentra investigado por un presunto delito de daños tras ser sorprendido en Irun (Gipuzkoa) por una patrulla de la Ertzaintza cuando pintaba un tren junto a un grupo de grafiteros que se dieron a la fuga al percatarse de la presencia policial.

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, los hechos se han producido sobre las 3.30 horas de hoy, cuando la Policía Autonómica ha recibido un aviso desde las instalaciones de Euskotren de Araso de que varias personas se encontraban en el lugar pintando una de sus unidades.

Una patrulla se ha desplazado al lugar y ha descubierto a los autores de las pintadas que han arrojado al suelo los aerosoles que estaban empleando y han escapado del lugar a la carrera, aunque los agentes han logrado interceptar a uno de ellos que ha sido identificado y ha pasado a ser investigado por un presunto delito de daños.

El departamento vasco de Seguridad ha precisado que la Ertzaintza mantiene aún abierta una investigación por estos hechos.

Por su parte, Euskotren ha precisado en una nota, que el grupo de grafiteros estaba integrado por una decena de personas que, al parecer, estaba pintando una unidad UT-200 que se encontraba en el lugar.