Diario Vasco

(Actualiza la SS3040 con la condena de la Diputación de Gipuzkoa)

San Sebastián, 13 jun (EFE).- Un joven de 26 años ha sido detenido en Hondarribia acusado de agredir a su pareja en la vía pública, cuando ambos se encontraban en el barrio del puerto de la localidad guipuzcoana, ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Al parecer, el presunto agresor golpeó a la víctima, que no ha presentado denuncia, en presencia de testigos, tras lo cual la Policía Local recibió un aviso y se desplazó al lugar de los hechos, adonde posteriormente llegó también una patrulla de la Ertzaintza.

El suceso tuvo lugar ayer a las cinco de la tarde, un día después del arresto de otro presunto maltratador en la vecina localidad de Irun, donde ayer por la tarde se celebró una concentración para condenar esa agresión.

El Ayuntamiento de Hondarribia ha convocado asimismo una concentración para las ocho de esta tarde en la calle San Pedro, junto a Correos, para mostrar su repulsa por esta agresión, cuyo supuesto autor ha pasado hoy a disposición judicial.

En una declaración firmada por todos los grupos municipales, el consistorio guipuzcoano ha expresado su "firme condena" por este "ataque machista" sucedido en la tarde de ayer, al tiempo que ha manifestado su "cercanía y solidaridad" con la víctima.

Este tipo de ataques "atentan contra una convivencia basada en el respeto" y están "fuera e lugar" en Hondarribia, ha subrayado la corporación municipal, que ha destacado que "prevenir, detectar y dar una respuesta a este tipo de violencia" es una labor de todos los ciudadanos.

También han condenado este nuevo acto de violencia contra la mujer las Juntas Generales de Gipuzkoa, que piden a los ciudadanos que adopten "un compromiso personal y colectivo a favor de la igualdad entre mujeres y hombres" y que "reaccionen ante cualquier expresión de violencia contra las mujeres".

La cámara foral insta "a las instituciones y asociaciones competentes y que tienen el cometido de prestar la ayuda, recursos, servicios y apoyo necesarios a la mujer que ha sido víctima de la violencia sexista a aplicar las medidas oportunas".

"En la medida en que la violencia sexista tiene origen estructural, las medidas para hacerle frente y darle respuesta han de ser también integrales. El reto es que las relaciones entre las personas se basen en la igualdad", recalca.

Por ello, hace "un llamamiento para atender los procesos de socialización de las personas desde ámbitos multidisciplinarios, cristalizando la colaboración con las mujeres y el movimiento feminista desde las instituciones públicas".

Por su parte, la directora de Igualdad de la Diputación de Gipuzkoa, Miren Elgarresta, ha opinado que los últimos episodios de ataques de hombres a mujeres constituye "la muestra desoladora de una realidad que tiene presencia en nuestras calles, municipios y hogares a diario y con la que conviven muchas mujeres".

Elgarresta ha añadido que estos hechos "no hacen más que poner en evidencia la magnitud de este problema estructural de primer orden de nuestra sociedad" y ha destacado que "la visibilización del problema es cada vez mayor", paralela a la sensibilización social y a la respuesta pública.

En consecuencia, ha pedido a los ciudadanos que se muestren firmes "en su apoyo a las mujeres que sufren la violencia sexista" y "mantengan su compromiso para su erradicación".