Diario Vasco

San Sebastián, 17 may (EFE).- El embajador de Canadá en España, Matthew Levin, ha destacado hoy la "enorme oportunidad" que supone para las empresas el "histórico acuerdo" de libre comercio CETA, suscrito entre la UE y Canadá, que entró en vigor el pasado 21 de septiembre.

El embajador ha hecho estas declaraciones durante su intervención hoy en San Sebastián en una jornada organizada por la Cámara de Gipuzkoa y el ICEX para informar a las compañías del territorio sobre este acuerdo macroeconómico que, entre otras cuestiones, elimina aranceles y facilita a empresas de la UE el acceso a licitaciones públicas.

Matthew Levin ha asegurado que este acuerdo es parte de la "historia" y entronca en las "profundas relaciones" que tradicionalmente han mantenido Euskadi y Canadá, cuyo primer contacto se remonta al siglo XVI cuando los balleneros vascos recalaron en estas costas norteamericanas para cazar ballenas y producir aceite que posteriormente vendían en Europa.

"Éste es un ejemplo de comercio internacional. Una especie de cadena de valor global", ha afirmado Levin, quien ha recordado su visita el año pasado a la factoría Albaola de Pasaia (Gipuzkoa) para contemplar el proceso de construcción de la nao San Juan, la réplica del ballenero vasco que se hundió en la costa canadiense de Labrador en el siglo XVI.

El embajador ha deseado que estas "profundas relaciones" entre Canadá y Euskadi se extiendan a toda España gracias a este acuerdo que, según ha señalado, es el "más ambicioso que la UE o Canadá han firmado jamás con un socio externo" ya que "cubre todas las dimensiones" económicas.

En su opinión, "lo que ha hecho posible este nivel de ambición en el contenido comercial es que Canadá y la Unión Europea, sobre todo España, comparten ciertos valores", entre ellos su compromiso con la democracia, los derechos humanos y la protección ambiental.

Ha asegurado que el acuerdo es un "marco legal único, un espacio de oportunidad" y que la tarea ahora será "concretarlo" y convertir su potencial en "algo real".

El presidente de la Cámara de Gipuzkoa, Pedro Esnaola, por su parte, ha coincidido en que el acuerdo CETA supone una "magnífica oportunidad" para las empresas de este territorio, que exporta a Canadá por valor de 71 millones de euros, sobre todo productos de fundición y siderúrgicos y máquinas-herramienta.