Diario Vasco

San Sebastián, 17 abr (EFE).- El grupo de EH Bildu en el Ayuntamiento de San Sebastián ha acusado hoy al gobierno municipal PNV-PSE de conceder "una amnistía temporal" a "cientos de pisos turísticos que antes no eran legales" y ahora serán "legalizados de facto" durante cinco meses, mientras se tramitan las licencias conforme a la nueva ordenanza.

El edil de la coalición abertzale Ricardo Burutaran se ha referido así, en una rueda de prensa, a las manifestaciones del pasado viernes del teniente de alcalde y concejal de Turismo, Ernesto Gasco, sobre la marcha del proceso de regularización de las viviendas vacacionales, tras la entrada en vigor el 27 de marzo pasado de la normativa municipal específica.

Gasco anunció que el Ayuntamiento ha recibido 739 solicitudes de licencia de viviendas para uso vacacional, con las que, tras un plazo de alegaciones, se elaborará un listado definitivo de peticiones que entrarán en un sorteo el 4 de mayo para establecer el orden de análisis y tramitación.

El miembro de la Junta de Gobierno dijo que calculan que el procedimiento concluya en agosto, de manera que todo el sector quede regularizado a partir del 1 de septiembre, y también señaló que los propietarios de los pisos ya registrados podrán alquilarlos con normalidad hasta ese día.

Para EH Bildu, esto equivale a "retrasar" hasta entonces la entrada en vigor "real" de la nueva ordenanza, pues "parece que el único requisito será haberse inscrito" y así "cientos de pisos turísticos que antes eran clandestinos pasarán a poder operar con todas las garantías legales, al menos hasta finales de agosto".

Burutaran ha considerado que el equipo de gobierno que preside Eneko Goia permitirá por tanto que durante cinco meses, incluida la mayor parte de la temporada alta, "no esté vigente" la normativa anterior establecida en el Plan General, "ni tampoco se aplique la nueva".

A su juicio, la coalición PNV-PSE beneficia a "la parte interesada en hacer negocio", lo que acarreará "consecuencias negativas" tanto en "la convivencia de las comunidades de vecinos" como en el precio del alquiler residencial.

El concejal de EH Bildu ha afirmado que, además, "esta amnistía temporal hasta el 31 de agosto" tiene "difícil encaje jurídico" y ha puesto como ejemplo que "a nadie se le ocurriría dejar en suspenso cinco meses la obligatoriedad de tener carné de conducir tras un cambio de normativa".

Ha advertido también del "peligrosísimo efecto llamada" que la medida puede tener sobre todo, para viviendas de la "Zona C" de la ciudad, en la que la ordenanza flexibiliza las limitaciones, y que podrán ver la oportunidad de "ganar más dinero" que con el alquiler residencial.

Burutaran ha acusado asimismo al gobierno donostiarra de "gran opacidad" en torno a la cantidad de pisos turísticos que hay en la ciudad, para lo que ha detallado "el baile de cifras" suministrado al respecto por los diferentes miembros del ejecutivo local.