Diario Vasco

San Sebastián, 16 abr (EFE).- La Real Sociedad se aferra a las matemáticas para apurar sus opciones europeas, gracias a la reacción del equipo desde la llegada de Imanol Alguacil, con siete de nueve puntos y la portería a cero, lo que le ha permitido remontar cuatro posiciones y recortar cuatro puntos a los puestos europeos.

Dos tropiezos del Villarreal, ante el Athletic y Sevilla, con las dos victorias donostiarras han dejado la sexta plaza a ocho puntos con dieciocho por disputarse, una diferencia difícil de recortar pero posible si la Real sigue ganando.

El conjunto vasco, hace un par de semanas tenía 34 puntos mientras que el Betis sumaba 46, daba todo por perdido pero dos victorias, goleada al Girona (5-0) y el 0-1 ante Las Palmas, no dejan descartar totalmente la posibilidad de entrar en Europa.

La llegada de Imanol Alguacil ha supuesto además una espectacular mejora defensiva, con la portería imbatida en 270 minutos, algo que no había logrado la Real en toda la campaña.

Ahora los donostiarras tienen una prueba de fuego con la visita este jueves del Atlético de Madrid a Anoeta, un partido que, si lo gana, puede reenganchar al equipo a una meta que ahora sigue pareciendo casi imposible.