Diario Vasco

San Sebastián, 16 abr (EFE).- El Delteco Gipuzkoa Basket logró ante el Obradoiro su récord de anotación en ACB en toda su historia y lo hizo además sin su figura Henk Norel, en una temporada que puede ser la segunda mejor desde su fundación si mantiene este buen tono en el tramo final de la liga.

El equipo de Porfi Fisac, que ha acertado en la gestión de una plantilla hecha con pocos recursos económicos en pocos meses tras su ascenso la pasada campaña de LEB Oro, saca cinco victorias a los puestos de descenso con seis partidos por disputarse.

Tiene que jugar todavía ante Joventut, con el que perdió en la ida, pero con esta diferencia ya es más que probable que, aunque los vascos pierdan todos los partidos que restan hasta el final de temporada, se mantenga en la ACB.

El partido de ayer deja además algunas lecturas aparte del récord de anotación porque los donostiarras lo consiguieron sin alinear a Henk Norel, su gran estrella, ya que la buena actuación del resto de la plantilla minimizó la ausencia del holandés.

Norel sigue, a pesar de no jugar los dos últimos encuentros de esta semana, como el segundo mejor jugador en valoración de la Liga Endesa, mientras que los guipuzcoanos dominan otra jornada los rebotes, por encima del Real Madrid y Baskonia.