Diario Vasco

San Sebastián, 19 mar (FE).- Un total de 16 plataformas sociales han pedido hoy al Gobierno Vasco y a los grupos parlamentarios que la reforma de la ley de Renta de Garantía de Ingresos (RGI) suponga que un mayor número de personas puedan acceder a ella y garantice que nadie "en riesgo de pobreza" se quede sin prestación.

La reclamación está incluida en el manifiesto "Por una RGI que acabe con la pobreza y la exclusión" que han presentado hoy los colectivos Afectados por Lanbide, Stop Desahucios, Duintasuna, GEPE, SOS Racismo, Erletxea, entre otros, que han constituido la denominada Asamblea Social de Gipuzkoa.

El manifiesto, al que se han adherido los sindicatos ASADE, CCOO, ESK, LAB, Steilas y los partidos EH Bildu, Ezker Anitza, PCE-Gipuzkoa, Plazandreok y Podemos Euskadi, ha sido leído hoy en un acto celebrado en el quiosco del Boulevard donostiarra por los portavoces Rosa García y Josu Lombide.

Los firmantes muestran su "preocupación" ante la reforma de la ley para la renta de Garantía de Ingresos y la Inclusión Social, que fue aprobada en 2008 con el fin de "garantizar unos ingresos mínimos a las personas en situación de pobreza y favorecer su inclusión social".

Estos objetivos "deben ser consolidados en la reforma" ya que, agrega el manifiesto, Euskadi necesita una norma que "acabe con la pobreza" y con la "exclusión social"

El 20 % de las personas perceptoras de RGI trabaja, pero en condiciones "tan precarias" que requieren de la ayuda, lo que evidencia que el "empleo ya no garantiza salir de la pobreza", remarcan.

Por ello solicitan que la reforma de la ley de RGI establezca un sistema de gestión "ágil, transparente y garantista" y que conlleve atender un número mayor de personas porque "es posible" y porque Euskadi "lo necesita", afirman.

El manifiesto será entregado a la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, el próximo miércoles en la sede del Gobierno Vasco en Bilbao tras una concentración.

Dos días después la Asamblea Social de Gipuzkoa ha convocado para las 18.30 horas otro acto de protesta frente a la sede de Lanbide en la calle San Marcial de San Sebastián, desde se formará una cadena humana hasta el edificio del Gobierno Vasco, en la calle Andia.