Diario Vasco

San Sebastián, 14 mar (EFE).- La Real Sociedad volverá este sábado a Anoeta, donde se ha hecho fuerte en sus tres últimas comparecencias, aunque esta vez se enfrenta a un Getafe que ha ganado en San Sebastián en sus dos últimas visitas.

La estadística es demoledora para los vascos que, de nueve partidos jugados en su campo ante el conjunto que entrena ahora José Bordalás, sólo han ganado en dos ocasiones.

El 1-2 de hace dos temporadas, última presencia de los madrileños en la capital guipuzcoana, está muy reciente todavía en el recuerdo de una afición blanquiazul, que sufrió una decepción con los goles de Álvaro Vázquez y Pablo Sarabia.

Idéntico resultado, también triunfo getafense, se produjo en la campaña 14/15, en este caso con el protagonismo goleador de Karim Yoda que marcó los dos tantos.

Las dos únicas victorias guipuzcoanas en su propio feudo se produjeron en 2013 y 2005 y, entre todas sus visitas, el Getafe ha conseguido también cinco empates en Anoeta.

Los donostiarras, por contra, tienen una oportunidad de afianzar su fortaleza en las últimas jornadas ante su afición, tras ganar consecutivamente a Deportivo, Levante y Alavés y podrían enlazar su mejor racha como local desde abril de 2017.