Diario Vasco

San Sebastián, 13 mar (EFE).- La regeneración de Pasaialdea llega a su "etapa decisiva" con la aprobación hoy por la Diputación de Gipuzkoa del Plan Especial de Ordenación que permitirá iniciar, entre otras, la obra del centro de referencia del envejecimiento, Adinberri, una de las actuaciones de referencia en la zona.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, han dado cuenta en una rueda de prensa de la aprobación de este "trámite final" que permitirá iniciar los proyectos de regeneración del muelle de Trintxerpe con la construcción de un aparcamiento subterráneo en la zona del Hospitalillo además del ya mencionado centro Adinberri.

Ambas actuaciones se unen a las dos que ya se encuentran en marcha en la zona: la pasarela ciclista y peatonal que une la Herrera con Trintxerpe y la regeneración del Paseo de Ondartxo.

Según ha explicado Markel Olano, el Plan Especial de Ordenación de la Zona de Servicio de Pasaia es el documento urbanístico que permitirá comenzar la regeneración del área portuaria de Pasaia colindante con la ciudad y que permitirá que para el año 2021 se aprecien ya "grandes avances" en la recuperación de esta zona.

Unas obras que darán un impulso "importante" a todo el área, no sólo en lo urbanístico sino también en lo referente a la "calidad de vida y bienestar socioeconómico" de los ciudadanos, dado que la regeneración de estos espacios públicos va de la mano de la reactivación económica del puerto y de las empresas de Pasaia.

Asimismo, está ligada a la búsqueda de la creación de puestos de trabajo en los establecimientos terciarios que, según ha comentado, puedan crearse, así como en los ámbitos relacionados con el turismo y la cultura, además de los relacionados con el mar.

Olano ha hecho hincapié en la puesta en marcha del centro Adinberri ya que responde al problema del envejecimiento, uno de los "retos estratégicos" a los que se enfrenta Gipuzkoa a medio y largo plazo.

En su opinión, esta nueva infraestructura "será uno de los pilares angulares de la nueva bahía de Pasaia" que se levantará en una parcela de 4.747 metros cuadrados, con una edificabilidad de 15.000 metros cuadrados, en la zona del Hospitalillo.

Un edificio que contará con un centenar de habitaciones y una veintena de apartamentos tutelados para personas mayores, además de un centro de día y una unidad de investigación e innovación en el campo del envejecimiento.

Además, en las próximas semanas se publicará el pliego para la redacción del proyecto arquitectónico de construcción tanto de este centro como del aparcamiento soterrado, de forma que las obras puedan salir a licitación en el primer semestre de 2019.

Tanto Markel Olano como Marisol Garmendia han destacado la importancia de la colaboración interinstitucional para llevar adelante la regeneración de la comarca, al tiempo que han dado por cumplido el "compromiso" adoptado por sus respectivos partidos (PNV y PSE/EE) como socios del Gobierno foral.

Han resaltado, en este sentido, la creación de una comisión interinstitucional que "pilotará" la recuperación de la bahía y en la que inicialmente participan la Diputación, el Ayuntamiento de Pasaia y la Autoridad Portuaria (APP) y a la que confían que próximamente se sumen otras como el Gobierno Vasco que ya está implicado en las obras de la pasarela peatonal de la Herrera.

Marisol Garmendia ha insistido en que, a partir de ahora, "se abre una nueva etapa" con un calendario que servirá para "meter el turbo" y la "quinta marcha" en el desarrollo de estas actuaciones.

Garmendia ha concretado además que, junto a Adinberri y el citado aparcamiento subterráneo, en la zona del Hospitalillo se desarrollará otra actuación de regeneración urbana integral con la construcción de un paseo con pavimento nuevo, una amplia zona peatonal junto a la lámina de agua, libres de circulación y obstáculos, donde se ubicarán establecimientos de uso terciario.