Diario Vasco

San Sebastián, 13 mar (EFE).- El Ayuntamiento de San Sebastián ha concedido hoy licencias de obras para reconstruir o remodelar tres céntricos edificios que se convertirán en hoteles y sumarán un centenar de nuevas plazas hoteleras en la capital donostiarra.

El alcalde, Eneko Goia, ha informado en rueda de prensa de este acuerdo adoptado hoy por la Junta de Gobierno Local, en el que se otorga un plazo de dos años a los promotores de los futuros establecimientos hoteleros para que concluyan las obras.

La rehabilitación más importante se llevará a cabo en el número 45 de la calle San Martín, en el edificio del antiguo convento de las Siervas de María que la cadena Zenit adquirió hace dos años.

El permiso municipal ha sido otorgado a la empresa Hotel Zenit Palacio Amara SL, perteneciente a la cadena que ya regenta otro establecimiento en la ciudad, en el barrio de Morlans.

Tras la remodelación, que mantendrá la fachada de arenisca original del inmueble, que data de finales del siglo XIX, se abrirá el segundo hotel Zenit en San Sebastián, de cuatro estrellas y unas 80 habitaciones.

Otra de las licencias de obras ha sido otorgada por el Ayuntamiento a Urlondo SL para rehabilitar el número 26 de la calle Zubieta, cuya parte posterior da al paseo de La Concha y fue comprado hace algo más de un año por los propietarios del hotel de Londres y de Inglaterra.

Ubicado muy cerca de este último, la remodelación mantendrá el aspecto original del actual inmueble en ambos lados, al estar protegido por el plan de patrimonio municipal Peppuc, y se convertirá en un hotel de pequeño tamaño con 8 habitaciones.

De una dimensión similar será el futuro alojamiento que hará Sanse Bay Hotel SL una vez que recupere el inmueble de la Subida al Castillo 5, en la ladera de Urgull que da al puerto, y que se plantea como una ampliación o anexo al hotel existente delante, que ya fue rehabilitado y acoge también viviendas. EFE

El alcalde ha informado por otra parte de que el gobierno municipal ha aceptado hoy la renuncia de la concesión para hacer un café en los antiguos váteres del parque de Araba, que fue adjudicada hace un año pero cuyos titulares, la UTE formada por Oscar Urruticoechea y Pablo Orlando, han considerado "inviable" su proyecto de negocio con las condiciones exigidas para adecuar este pequeño edificio en desuso.