Diario Vasco

San Sebastián, 13 mar (EFE).- ELA ha hecho hoy un llamamiento a la administración y a la patronal para poner fin a la "brecha salarial" que sufren las trabajadoras de limpieza de oficinas de Gipuzkoa respecto a los empleados de limpieza viaria que, en algunos casos, supone una diferencia de 6.000 euros en el sueldo base.

Los responsables de negociación colectiva y de la federación de Servicios de ELA, Pello Igeregi y Mirai Irure, junto a la responsable del área Amaia Pintado, han presentado hoy en una rueda de prensa en San Sebastián un informe sobre la brecha salarial en el sector de limpieza de oficinas de Gipuzkoa, que emplea a 7.900 personas, el 95 % de las cuales son mujeres.

Los datos de ELA, que no tienen en cuenta los complementos extra que perciben los operarios de limpieza viaria por trabajar en la vía pública, cuantifican en un 28 % la brecha que puede existir entre el salario base de ambos colectivos, uno integrado casi en su totalidad por mujeres y el otro por hombres.

Pintado ha explicado que la diferencia entre las trabajadoras de limpieza de oficinas y los de limpieza viaria en Gipuzkoa puede ser de entre 1.000 y 6.000 euros anuales, lo que supone una "brecha salarial de entre un 2 y un 18 %".

Esta diferencia salarial depende del convenio por el que se rijan las trabajadoras de oficinas que tienen mejores condiciones y convenios propios si están contratadas por administraciones públicas como el Gobierno Vasco, la Diputación Foral y algunos ayuntamientos.

Pintado ha denunciado la "discriminación" que sufren estas trabajadoras que perciben menos dinero por "realizar el mismo trabajo" que los hombres.

Pello Igeregi ha recordado que ELA no participa en la reunión para analizar la brecha salarial en el País Vasco al entender que está "vacía" pero ha pedido tanto al Gobierno Vasco como a la patronal que si quieren dar "pasos efectivos" para erradicarla tienen una oportunidad en el sector de la limpieza de oficinas de Gipuzkoa, cuya negociación está abierta.

"Si quiere hace algo, aquí tienen la oportunidad perfecta", ha subrayado Igeregi, quien se ha preguntado si "será necesario también aquí abrir un conflicto laboral de larga duración para evitar la brecha salarial".