Diario Vasco

San Sebastián, 14 feb (EFE).- El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha asegurado hoy que por "primera vez" existe un compromiso institucional adoptado en el seno del Consejo Vasco de Finanzas (CVF) para aprobar una nueva Ley de Aportaciones que sustituya a la actual, prorrogada desde 2012.

"Hasta ahora había buenas palabras y ahora tenemos compromisos específicos", ha recalcado Olano durante su comparecencia hoy en las Juntas Generales, donde ha informado de los asuntos tratados ayer en la primera reunión del año de este organismo vasco.

Las palabras de Markel Olano han sido criticadas por los grupos de la oposición -EH Bildu, Podemos y PP- que han reprochado al diputado general que afirme que lo que había hasta ahora eran "buenas palabras".

Markel Olano ha asegurado que "la diferencia es muy clara" y "el matiz importante", ya que ayer se adoptaron compromisos institucionales específicos en el seno del CVF, que quedarán reflejados en las actas, mientras que hasta ahora había "quizá compromisos políticos que no se han cumplido".

"Es cierto que los compromisos políticos hay que cumplirlos y en los casos en lo que no ha sido así yo he hecho autocrítica", ha reconocido Olano, quien ha opinado que ayer sí se logró "encauzar de forma adecuada" esta norma que constituye una pieza fundamental para garantizar la suficiencia financiera de las instituciones vascas.

Markel Olano ha afirmado que afronta las negociaciones de la nueva Ley de Aportaciones con un doble objetivo que es, por una parte, "defender de forma muy sólida los intereses de Gipuzkoa" y, por otra, "no romper el país".

"Debemos consensuar un acuerdo entre todos, que corrija desequilibrios y garantice un reparto justo de los recursos", ha agregado.

El portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, ha criticado que el PNV no haya hecho una "apuesta seria" por renovar una norma que, a su juicio, "beneficia" a Bizkaia.

Por el contrario, "Gipuzkoa ha experimentado una pérdida acumulada de mil millones de euros durante los últimos diez años. Por cada día que se demora la revisión de la ley, Gipuzkoa pierde 165.000 euros", ha denunciado el representante de EH Bildu.

El juntero de Podemos, Juantxo Iturria, ha dicho que su grupo no encuentra "la diferencia entre los compromisos incumplidos en 2016 y en 2017" y los nuevos adquiridos ayer, mientras que el representante del PP, Juan Carlos Cano, le ha preguntado a Markel Olano si realmente se puede pensar que "a la tercera va la vencida".

Por otra parte, el diputado general, acompañado por el titular de Hacienda, Jabier Larrañaga, ha informado del cierre de los datos de recaudación correspondientes a 2017.

Olano ha explicado que Gipuzkoa logró el año pasado los mejores datos de recaudación de la historia, incluso sin tener en cuenta el efecto del Cupo.

De esta manera, se recaudaron 4.670 millones, un 11,3 % más que en el ejercicio precedente. Además, sin tener en cuenta el acuerdo alcanzado en el seno de la Comisión Mixta del Concierto Económico, la recaudación ascendió a 4.473 millones, es decir, un 4,9 % más, cifra que también se sitúa por encima del máximo alcanzado en 2007.

Estos datos positivos se reflejan también en la evolución del Fondo Foral de Financiación Municipal cuya dotación bate récords por tercer año consecutivo.

La dotación de este fondo durante el pasado ejercicio alcanzó los 468 millones de euros a repartir entre los ayuntamientos guipuzcoanos, que dispondrán de 19 millones más que en 2016, lo que supone un incremento del 4,23 %.

Olano ha precisado que no ha habido variaciones respecto a la preliquidación del mes de octubre y que, por tanto, el efecto es neutro, con lo que los consistorios de Gipuzkoa no tendrán que realizar devolución alguna.

Los responsables forales informarán directamente a los ayuntamientos del territorio de la dotación del FFFM en la reunión que celebrará esta tarde el Consejo Territorial de Finanzas de Gipuzkoa.