Diario Vasco

San Sebastián, 14 feb (EFE).- El Ayuntamiento de San Sebastián ha autorizado hoy un gasto inicial de 2,4 millones de euros para la concesión durante este año de Ayudas de Emergencia Social (AES), 225.000 euros más que en 2017, a pesar de que el pasado ejercicio las solicitudes descendieron un 3,3 % respecto al anterior.

El alcalde, Eneko Goia, ha informado en rueda de prensa de que la Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana los criterios de actuación en la concesión de dichas ayudas y la cantidad que destinará inicialmente a las mismas en 2018, además de autorizar a la delegada de Acción Social a ampliar el importe en caso de que no fuera suficiente.

Goia ha explicado que, con el adelanto de información que el Ayuntamiento ha recibido del Gobierno Vasco, ya puede empezar a tramitar de forma inmediata las ayudas "más urgentes", las que suelen pagarse en mensualidades a lo largo del año fundamentalmente para afrontar los gastos de vivienda.

Una vez que la consejería de Empleo y Políticas Sociales apruebe la orden correspondiente a este ejercicio, el consistorio donostiarra empezará a cursar las AES destinadas a cubrir los gastos de electricidad, agua, mantenimiento, electrodomésticos, reparaciones de viviendas, dentista, gafas y prótesis, entre otras.

El regidor jeltzale ha dado cuenta de las principales cifras de demandantes registradas en 2017, cuando el departamento de Acción Social recibió un total de 2.826 solicitudes, 96 menos que en 2016; y concedió AES a 2.539 familias, 156 menos que el año anterior, con las que se beneficiaron un total de 4.444 personas, 426 menos que el ejercicio precedentes.

Estos datos "modestamente positivos" suponen, a juicio del alcalde, romper con "la tendencia creciente" de perceptores de años anteriores y ponen de manifiesto "cierta recuperación económica".

A pesar de ello, el gobierno donostiarra no ha "escatimado esfuerzos, ni bajado la guardia", y ha incremento la dotación inicial de para este año, ha subrayado.