Diario Vasco

San Sebastián, 14 feb (EFE).- La Asociación de Viviendas de Uso Turístico de Euskadi (Aparture) ha augurado hoy a la ordenanza donostiarra "una muerte jurídica rápida" por los aspectos "ilegales" que contiene y ha incidido en que "no hay forma de prohibir el uso turístico de viviendas sin que ello no implique prohibir los hoteles".

El presidente de Aparture, Asier Pereda, ha presentado hoy en rueda de prensa el I Foro de Viviendas para Uso Turístico de Euskadi que tendrá lugar esta tarde en Tabakalera en el que participará la directora de la Federación Española de Viviendas de Uso Turístico, Patricia Valenzuela, y el asesor turístico Juan Castro, entre otros.

Pereda ha calificado de "ocurrencia sonrojante" el planteamiento del teniente alcalde de San Sebastián, Ernesto Gasco, quien propuso que "todos los interesados en destinar a uso turístico una vivienda tendrán cinco días hábiles para inscribirse" y con todas las presentadas que cumplan los requisitos se hará "un sorteo que determinará el orden de tramitación".

"Si no se corrige" este aspecto en la ordenanza Aparture "no descarta ir al juzgado de urgencia y solicitar la suspensión" sin esperar "ni siquiera a presentar alegaciones", ha indicado Pereda, quien ha resaltado que "el sector del alojamiento en San Sebastián no se merece este proyecto de ordenanza".

En todo caso, ha indicado que "tiene la esperanza de que el texto se rectifique y que los grupos municipales hagan su trabajo" porque "todavía están a tiempo de conseguir una regulación que garantice la sostenibilidad y la seguridad jurídica".

Ha recordado que el 36 % del mercado e alquiler en la capital guipuzcoana son viviendas vacías, el 55 % se destinan a residencia habitual, el 6 % a uso turístico y el 3 % son las clandestinas.

Ha criticado que durante un "año y medio" hoteleros y hosteleros han trabajado "de la mano" para finalmente obtener un proyecto de ordenanza que "no está a la altura del territorio".

Pereda ha señalado que el informe de la Autoridad Vasca de la Competencia corrobora los argumentos de Aparture que "siempre" ha defendido que el proyecto de norma donostiarra es "ilegal" porque "no se pueden establecer barreras de entrada sin una justificación".

"Tal y como siempre ha sostenido Aperture las viviendas de uso turístico regladas, con licencia de actividad del Gobierno Vasco, cumplen con la regulación autonómica y la municipal", ha afirmado.

Respecto a la reacción al informe del alcalde, Eneko Goia, quien lo calificó de erróneo porque considera que la regulación se refiere a las actividades económicas, Pereda ha señalado que hay que responden a que el informe es "un torpedo a su línea de flotación" del consistorio.

La defensa del Ayuntamiento, ha agregado, "se limita a principios muy generales del derecho" que ya han sido "aclarados" también por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, quien contestó al consistorio de Barcelona que "la defensa del uso residencial del suelo urbano es difícilmente conciliable con que se cambie a uso hotelero un bloque de viviendas".

"Si San Sebastián está permitiendo la apertura de 20 hoteles difícilmente se explica que el Ayuntamiento defienda el uso residencial" de las viviendas, ha concluido.