Diario Vasco

San Sebastián, 13 ene (EFE).- El comité de empresa de Edesa Industrial ha señalado hoy que CNA Group vendió la marca Edesa a una filial del grupo el pasado octubre, cuando la compañía se hallaba "en pleno preconcurso de acreedores", y ha avanzado que pedirá el "reintegro de este activo".

Según han informado a EFE fuentes sindicales, el comité ha tenido conocimiento "por medio de conversaciones con el administrador concursal" de que la marca Edesa ha sido "vendida a una filial que forma parte del conglomerado CNA".

Edesa Industrial presentó el pasado 27 de octubre en un juzgado de San Sebastián la solicitud del concurso de acreedores, tres años después de que el grupo catalán CNA se hiciera cargo de la extinta Fagor Electrodomésticos.

La compañía presentó el concurso tras culminar un ERE de extinción de empleo que significó el despido de 141 trabajadores y el cierre de la emblemática planta de Garagartza, en Arrasate, la que albergó a la histórica Fagor Electrodomésticos.

Las fuentes sindicales han indicado que los "primeros movimientos para la venta de la marca tuvieron lugar el pasado mes de mayo" aunque "fue efectiva en octubre, en pleno preconcurso de acreedores".

"Es un incidente concursal", han agregado las fuentes, que entienden que "hay que solicitar el reintegro de ese activo que ha salido de la empresa" ya que la ley "permite analizar los movimientos hasta dos años atrás de la declaración del concurso con el objeto de solicitar" su devolución.

Las fuentes consideran que este hecho "no tiene visos de ser juego limpio" y lo han enmarcado dentro del "oscurantismo y poca transparencia con el que la empresa ha desarrollado su actividad".

La dirección de CNA Group comunicó el pasado lunes a los comités de empresa de Edesa Industrial y Geyser la decisión de iniciar un expediente de extinción de contratos de toda la plantilla, unos 160 trabajadores, así como de liquidar la sociedad Geyser-Gastech.

La decisión fue adoptada después de que la compañía polaca Amica Group hiciera una oferta de 26,8 millones para adquirir determinadas líneas productivas de Edesa Industrial y Geyser a cambio de seguir comercializando los productos bajo la marca Fagor, algo que Fagor Sociedad Cooperativa rechazó.

El comité de empresa de Edesa ha criticado que CNA se haya quedado sin la marca Fagor y que "la de Edesa, que hubiera podido mantenerla, la haya vendido a una filial".