Diario Vasco

San Sebastián, 22 nov (EFE).- El teléfono de la esperanza cumplirá el próximo viernes 30 años de trabajo en Gipuzkoa en los que ha experimentado una gran transformación paralela a la sociedad, con un incremento de las llamadas realizadas por los hombres y un esfuerzo de adaptación a las nuevas tecnologías y redes sociales.

La diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, el presidente del Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa (TEG), Juan Carlos Redondo, y su directora, Lorena Pidal, han presentado hoy en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián los actos conmemorativos de este aniversario.

Un período durante el que, según han explicado los comparecientes, el TEG ha ayudado a cerca de 70.000 personas y se ha visto obligado a "adaptarse" a la evolución de una sociedad que ha modificado sus hábitos, conductas y problemas.

Una circunstancia que ha variado el perfil de las personas que acuden a este teléfono, el único gratuito de España gracias al apoyo de la Diputación de Gipuzkoa, y que han pasado de ser mujeres en un 80 % a una situación de casi equilibrio en 2017, con un 51 % de hombres atendidos frente a un 49 % de mujeres.

De esta manera, el usuario tipo actual de este servicio, que recibe más de 3.300 llamadas al año, es el de una persona soltera (55 %), hombre o mujer, de edades comprendidas ente los 51 y los 60 años (42 %), residentes en localidades de la provincia (72 %) y que plantean problemas de soledad e incomunicación (30 %) o que necesitan desahogarse (24 %), con un notable incremento en los últimos años de quienes plantean conflictos paternofiliales (8 %).

Para adaptarse a estos nuevos perfiles, el TEG ha complementado sus líneas de escucha anónima por parte de voluntarios, con un servicio de asesoramiento psicológico en su sede, además de prestar atención a través de correos electrónicos, y ofrecer distinta documentación en su página de internet.

En este proceso de adecuación a las nuevas situaciones, el teléfono de la esperanza también abrió hace dos años una plataforma con forma de red social, denominada "Transfórmate", destinada a personas con problemas de soledad, aunque también dispone de un perfil de Facebook y una revista digital mensual.

Durante la comparecencia, Maite Peña ha recordado el objetivo con el que se creó este servicio que pretende "que ninguna persona en Gipuzkoa, se encuentre en soledad ante una situación que pone en crisis su esperanza" y que, según ha dicho, sigue vigente a día de hoy.

El TEG ofrece de esta manera "una posibilidad de desahogo de forma fácil e inmediata los 365 días del año en las personas llaman" a este número, que es atendido por una treintena de voluntarios que además de escuchar realizan una labor de detección y prevención de problemas, además de información y derivación de los afectados hacia otros recursos sociales o sanitarios, según los casos.

Para conmemorar este aniversario, el teléfono de la esperanza de Gipuzkoa celebrará el próximo viernes una jornada en Tabakalera, bajo el lema "Treinta años despertando la esperanza. El arte de generar esperanza", en la que intervendrán distintos expertos y que tendrá continuidad con una charla que se celebrará el próximo día 27 en el campus de la Universidad de Deusto en San Sebastián.