Diario Vasco

San Sebastián, 13 nov (EFE).- El radar situado en la calle Federico García Lorca de San Sebastián entrará en servicio a partir de mañana, después de un mes en fase de calibración y pruebas.

El nuevo radar está ubicado en una de las principales vías de salida de la ciudad, que cuenta con dos carriles en el mismo sentido y una velocidad máxima permitida de 50 kilómetros por hora.

El dispositivo funcionará a partir de mañana de manera alterna con el ubicado en Riberas de Loiola, según ha explicado el Ayuntamiento de San Sebastián en un comunicado.

La concejala de Movilidad y Transporte, Pilar Arana, ha explicado que se trata de un radar "multicarril", que es "capaz de medir la velocidad de cada vehículo, aunque vayan a la par, incluso de noche".

El radar se instaló después de analizar los resultados de un estudio sobre velocidades, volúmenes de tráfico y franjas horarias de mayor afluencia en la ciudad, que "reveló que más de la mitad de los vehículos circulaban a una velocidad superior a la permitida" en este punto.

El Ayuntamiento ha atendido a las reclamaciones de los vecinos y ha colocado este radar con la intención de que tenga un efecto disuasorio, ya que las multas por exceder la velocidad permitida oscilarán entre los 100 y los 600 euros más la pérdida de puntos en función de la gravedad de la infracción.