Diario Vasco

San Sebastián, 13 oct (EFE).- El Fondo Foral de Financiación Municipal (FFFM) de Gipuzkoa seguirá en "cifras récord", ya que las previsiones para 2018 son de 485,8 millones de euros, casi 19 más de los calculados para 2017, que con 467 millones de euros era hasta ahora el mayor de la historia en este territorio.

Los datos los han facilitado hoy en las Juntas Generales el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y el titular de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, que han informado de los asuntos tratados el pasado miércoles en la reunión del Consejo Vasco de Finanzas.

Los representantes forales han llevado otra noticia para los ayuntamientos, ya que además de los 467 millones que recibirán del FFFM este año, quedará liberada la provisión que hicieron del fondo de 2015 por si las discrepancias sobre el Cupo repercutían en sus cuentas.

Olano ha dicho que, con el acuerdo alcanzado en mayo con el Gobierno español sobre el Cupo, que reportará a la Comunidad Autónoma 600 millones de euros adicionales por ajustes del IVA, "se ha despejado un elemento claro de incertidumbre, una espada de Damocles que pendía sobre todas las instituciones del territorio".

"Ahora, despejada esa problemática, se liberan esos recursos que se habían reservado, que podrán ser empleados por los municipios", ha destacado.

El diputado general dará cuenta de estas cifras a los consistorios el próximo lunes en la reunión del Consejo Territorial de Finanzas, que se celebrará por la tarde en el palacio foral.

Olano y Larrañaga han dicho que es una "buena noticia" que el FFFM siga la senda del crecimiento de los dos años anteriores, un calificativo que también han empleado para las cifras de recaudación previstas para este año, que en el caso de Gipuzkoa, con 4.646 millones de euros, suponen un crecimiento del 10,7 % con relación al ejercicio de 2016.

Han explicado que para 2018 se prevé un incremento del 5 %, medio punto por encima del que se espera para el conjunto de Euskadi, que según los cálculos para el cierre de 2017, recaudará 13.498 millones de euros, un 10,94 por encima de la liquidación de 2016.

El diputado general ha mostrado su satisfacción porque con estos números "se supera la cifra récord de 2007", pero ha advertido de que, pese al optimismo, hay que actuar con "prudencia" ante 2018, "una prudencia que debe llegar a todos los niveles institucionales".

Ha informado también del compromiso del Consejo Vasco de Finanzas para presentar 2018 el proyecto de la nueva Ley de Aportaciones -la actual lleva prorrogada desde 2011-, aunque ha asegurado que, de no haber acuerdo, Gipuzkoa tendrá garantizado el 99 % de su coeficiente horizontal con el aumento de los recursos del Fondo General de Ajuste.

Esto, según el portavoz del PP, Juan Carlos Cano, "no sirve" a los guipuzcoanos cuando Bizkaia "lleva años al 102 o 103 %". "Parece que las desavenencias son más bien territoriales y no técnicas", ha opinado.

Olano, por otra parte, ha rehusado desvelar su posición sobre la reforma fiscal "por estar en marcha una negociación", sobre la que el pasado miércoles dijo que veía "un acuerdo inminente".

Juantxo Iturria, de Podemos, le ha reprochado que no desvele su postura. "La sociedad guipuzcoana sigue sin saber qué intenciones tiene nuestro diputado general para la reforma fiscal", ha criticado.

El portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, ha apostado por abordar una reforma fiscal "en profundidad", pues ha asegurado que, mientras no sea así, "la recaudación se seguirá cargando sobre las espaldas de los trabajadores".