Diario Vasco

San Sebastián, 12 oct (EFE).- Representantes de ELA se han movilizado hoy en el peaje de Irun para informar a los transportistas de los problemas del sector, en el que "se incumple sistemáticamente" la limitación de la jornada semanal y padece una "piratería que ha venido para quedarse".

La acción del sindicato abertzale se inscribe en la campaña organizada por la Federación Internacional de Transporte (ITF) para denunciar "la progresiva desregulación y liberalización en el sector del transporte de mercancías por carretera" y "concienciar" a sus profesionales sobre esta situación.

ELA explica en un comunicado que, "históricamente", con esta campaña se ha protestado por "las largas jornadas laborales", que "inciden en la alarmante multiplicación de accidentes aparentemente 'inexplicables'".

Pero agrega que, en los últimos años y con "la coartada" de la crisis, ha surgido "la piratería de empresas sin escrúpulos", que ha venido para quedarse y campa a sus anchas en este sector".

"No es ajena a ello la indolencia de unas instituciones que tienden a mirar hacia otro lado. La feroz competencia por unos precios a la baja ha provocado el despido masivo de trabajadores asalariados para reconvertirlos de forma forzada y mediante chantaje en falsos autónomos", subraya.

Acusa a la Administración de "dar carta de naturaleza 'legal' a estas prácticas", ya que "es perfectamente consciente de lo que se esconde tras estos cambios laborales".

ELA denuncia asimismo "el pasotismo interesado" de la patronal del transporte para buscar soluciones a través de la negociación colectiva con las que mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.