Diario Vasco

San Sebastián, 16 sep (EFE).- El entrenador de la Real Sociedad, Eusebio Sacristán, no quiere frenar la ilusión que hay en San Sebastián, con la visita del Real Madrid y la posibilidad de vencer a uno de los equipos que más se resiste a los blanquiazules en Anoeta, y augura "una gran lucha para imponer las virtudes" que ambos atesoran.

El preparador realista, en un encuentro con la prensa este mediodía en las instalaciones de Zubieta previo al último entrenamiento del equipo, que será a la tarde a puerta cerrada, se ha felicitado por ver a su plantilla confiada en sus posibilidades.

"Es muy positivo que todos estemos convencidos de que podemos ganar mañana", ha señalado Eusebio, quien pide a sus jugadores que "aprovechen todo aquello que están haciendo bien y que sigan mejorando para ser más fuertes todavía".

El técnico realista, a pesar del gran momento de forma de los suyos, respeta mucho a un rival blanco que, recuerda, independientemente de cómo haya comenzado la Liga "es un gran equipo, con un potencial muy grande a todos los niveles y lleva ya dos temporadas en un gran estado de forma físico y de juego".

No se preocupa por las bajas y dudas que pueda tener un Real Madrid que afronta el penúltimo partido liguero sin Cristiano Ronaldo y sin la seguridad de poder contar con Gareth Bale al 100 %, porque "ellos tienen una plantilla de mucho nivel, esté en el terreno de juego el que esté ya que son muy fuertes".

El técnico vallisoletano también ha subrayado que a pesar de la dificultad de un rival al que solo han podido derrotar una vez en diez temporadas en Anoeta, sus jugadores están "con mucha confianza, anímicamente muy contentos y satisfechos por el partido que hicieron el otro día", evocando el gran triunfo del pasado jueves en Liga Europa ante el Rosenborg por 4-0.