Diario Vasco

San Sebastián, 2 ago (EFE).- El embarcadero de Flores de Zumaia (Gipuzkoa), situado en la orilla oriental del río Urola y en desuso desde hace más de veinte años, será demolido a partir de septiembre, tras lo cual se acondicionará la zona para el ocio vinculado a actividades recreativas fluviales.

El Ministerio de Agricultura y Pesca y Alimentación ha adjudicado las obras, sufragadas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, al grupo Moyua por un importe de 139.379 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Antes del comienzo de los derribos, debe aprobarse un plan de desamianto, ya que el cobertizo situado junto a la orilla del río contiene elementos de fibrocemento.

Estas instalaciones son de "escasa calidad arquitectónica y estética", y suponen "un negativo impacto paisajístico en el entorno del encinar de Artadi", ha informado hoy la Subdelegación del Gobierno en Gipuzkoa en un comunicado.

Una vez que se concluya con la demolición se procederá a la recuperación ambiental y paisajística de la zona, con una repoblación forestal de ejemplares de Quercus ilex y Quercus rotundifolia.

El proyecto "se ajusta" a lo dispuesto en el decreto en el que se designan Zonas Especiales de Conservación a catorce ríos y estuarios de la región biogeográfica atlántica y se establecen sus medidas de conservación, según asegura la Subdelegación del Gobierno en Gipuzkoa.