Diario Vasco

San Sebastián, 1 ago (EFE).- El Gobierno municipal de San Sebastián ha aprobado hoy la propuesta sobre ordenanzas fiscales municipales para 2018, que contempla un incremento medio "muy contenido", cifrado en el 0,78 %, inferior al de años anteriores, aunque la tasa de basuras subirá un 5 % y la del agua un 3 %.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y el concejal de Hacienda y Finanzas, Jaime Domínguez Macaya, han explicado hoy en una rueda de prensa en San Sebastián que la propuesta ha sido aprobada esta mañana en la Junta de Gobierno Local.

Goia ha señalado que el acuerdo alcanzado entre el PNV y el Gobierno central sobre el Cupo y el Concierto Económico ha permitido que el incremento de la presión fiscal en San Sebastián sea menor que en ejercicios anteriores.

Las mayores subidas planteadas afectan a la tasa de basuras, cuyo servicio continúa arrojando un gran déficit y se propone que aumente un 5 %, a la de saneamiento (3 %) y a la de agua (3 %).

Entre las tasas que no experimentarán ninguna modificación se encuentran las licencias de actividades, las licencias y servicios urbanísticos, las tasas del cementerio, la OTA o la retirada de vehículos.

En cuanto a los impuestos, tampoco sufrirán modificaciones el IBI, el IAE, el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos, también conocido como el impuesto de plusvalía, o el ICIO, en el que se introducirá una nueva bonificación orientada a las obras que las personas con alguna discapacidad tengan que realizar para adecuar sus viviendas.

El único impuesto que se incrementará será el de vehículos (1,5 %), el cual seguirá manteniendo las bonificaciones aprobadas el pasado año para las familias numerosas.

Además, a lo largo de 2018, el Ayuntamiento de San Sebastián pondrá en marcha una nueva tasa para cobrar la movilización de bomberos en casos de imprudencia o negligencia grave.