Diario Vasco

San Sebastián, 1 ago (EFE).- La 78 Quincena Musical de San Sebastián se abre hoy con la audaz "Carmen" que ha creado el Ballet de Víctor Ullate. Lucía Lacarra será la primera en afrontar la interpretación de la heroína de Bizet, "una vivencia" que, "como artista", esta bailarina "necesitaba tener".

Cuando Ullate la llamó para uno de los ensayos preparatorios, a Lacarra le bastaron "apenas dos minutos" para "saber que quería hacer" esta versión revisada del clásico de Georges Bizet, porque siempre ha tenido "un instinto para saber" lo que le "va y lo que no". Y esta "Carmen" ha sido "maravillosa" y "muy enriquecedora".

La bailarina, natural de Zumaia (Gipuzkoa) y considerada una de las principales figuras del ballet clásico internacional, ha presentado hoy, junto a su maestro, el montaje que esta tarde abrirá en el Auditorio Kursaal la Quincena donostiarra.

Con Lacarra y Víctor Ullate han estado también Marlen Fuerte, bailarina cubana que protagonizará mañana en el mismo escenario la segunda representación de la obra, así como Josué Ullate, hijo del coreógrafo, que encarna a Don José, el protagonista masculino de la obra.

"Yo nací como bailarina en la compañía de Víctor Ullate", en ella "fui muy feliz" y "aprendí mucho", pero he tenido que "tener un desarrollo personal y profesional para poder entender y agradecer realmente lo que supusieron esos comienzos, ha declarado la artista, quien ha declarado que "siempre" ha mantenido "una estrecha relación" con su maestro.

Lacarra ha confesado que, aunque ya ha bailado "Carmen" en otras ocasiones", en esta audaz versión el público podrá "sentir" cómo "los bailarines disfrutan bailando" y vivir "la conexión" que tienen entre sí los intérpretes y que ha sido "especial" entre ella y Josué Ullate.

El prestigioso coreógrafo, que ha definido a Lacarra como su "niña", la "hija" que le hizo "llorar mucho" cuando "se marchó de casa", se ha mostrado "orgulloso" con su trabajo de formación de bailarines y, especialmente, con la exitosa carrera de su pupila.

Sobre su particular versión del clásico de Bizet, Víctor Ullate ha afirmado que "la historia se traslada a un espacio atemporal vanguardista" que "respeta la esencia de la obra" pero "gran fuerza y glamour",

"No me podía retirar sin hacer una Carmen", ha confesado Ullate, quien ha elogiado también el arte de Marlen Fuente, actual bailarina principal de su compañía, y el de su hijo, quienes junto a Lacarra, representan sus "musas" e "ídolo".

"Me deleito viéndolos bailar", ha proclamado el coreógrafo, quien ha afirmado que en esta obra ha logrado sacar "la esencia de cada uno" y también ha "bebido" de ellos.

Fuente por su lado ha considerado "un sueño hecho realidad" interpretar también a "esta Carmen, que no es como las otras, sino liberal y poderosa", pues el ballet ofrece la pasión, el drama, el humor y la sensualidad de la pieza original pero con una nueva dimensión de "modelo de pasarela".

Con el montaje de la compañía de Víctor Ullate, la Quincena Musical de San Sebastián comienza por primera vez con ballet, aunque la jornada inaugural de hoy acogerá como en ediciones anteriores otros trece conciertos gratuitos en distintos enclaves de la ciudad.

Desde hoy y hasta el 30 de agosto, el festival clásico donostiarra ofrecerá 97 conciertos en doce ciclos, y llegará a otras localidades de Gipuzkoa, y a Álava, Navarra y el País Vasco francés.

Entre los nombres que pasarán por el certamen, destaca la taiwanesa Yi-Chen Lin, que será la primera mujer directora de orquesta que actúa en la Quincena, los británicos Paul Goodwin y James Judd, el francés Luois Langrée y los españoles Juanjo Mena y Gustavo Gimeno.

La Asian Youh Orchestra, la Filarmónica de Luxemburgo, la BBC Philarmonic, junto al la Sinfónica de Euskadi y el Orfeón Donostiarra, serán algunas de las formaciones más destacadas en San Sebastián.