Diario Vasco

San Sebastián, 1 ago (EFE).- La Real Sociedad cierra mañana su pretemporada en los Países Bajos con un partido ante el Groningen de la máxima división de aquel país, con la recuperación de varios jugadores lesionados y una acuciante falta de gol.

Los donostiarras, salvo en el partido contra el Elgoibar, un equipo de la provincial guipuzcoana, solo han marcado dos tantos a equipos de la máxima división, al Saint Etienne galo y el Genclerbirligi de Turquía.

La sequía goleadora está justificada hasta ahora porque los mejores delanteros realistas han estado en el dique seco, aunque mañana contra el equipo neerlandés hombres como Willian José, Imanol Agirretxe y Carlos Vela podría tener ya algunos minutos.

El único futbolista de la primera plantilla que ha marcado este verano es Ion Bautista, lesionado, ya que el resto de goles ha sido cosa de los jugadores del filial.

Es probable que Eusebio Sacristán reserve en este encuentro a Asier Illarramendi, entre algodones por molestias musculares, ya que si se le hace competir, puede acabar con una lesión importante.

El Groningen es un rival accesible, ocupó la octava plaza en su liga la pasada temporada, fue conocido en el panorama europeo porque de su equipo salió un Ronald Koeman que hace 35 años llevó por primera vez a Europa al próximo rival de los guipuzcoanos.