Diario Vasco

San Sebastián, 17 jul (EFE).- La fiscal del Tribunal Supremo y coordinadora nacional contra la Criminalidad Informática, Elvira Tejada, ha defendido hoy la necesidad de que la legislación de los Estados se vaya "adaptando" a las "necesidades" de la lucha contra la ciberdelincuencia, sobre todo "aunando esfuerzos entre los distintos países".

Tejada ha hecho este emplazamiento en declaraciones a los periodistas antes de inaugurar el ciclo "Ciberdelincuencia y la seguridad de la información en la empresa del siglo XXI", dentro de los Cursos de Verano de San Sebastián, en un acto en el que también han participado el presidente de la Audiencia de Gipuzkoa, Iñaki Subijana, y la diputada foral de Promoción Económica, Ainhoa Aizpuru.

La coordinadora nacional contra la Criminalidad Informática ha recordado que este problema es un fenómeno "transnacional" ante el que la legislación europa se está "adaptando" y España "está haciéndolo bien" a pesar de que, como ha reconocido, "siempre hay carencias".

"El problema es que las tecnologías avanzan muy deprisa y normalmente la reacción del Estado de Derecho va más despacio, porque cuesta más. Pero yo creo que está bien", ha insistido la especialista.

"Hemos modificado recientemente el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal; tenemos unos cuerpos policiales nacionales y autonómicos con unas unidades muy especializadas en la lucha contra esta forma de delincuencia, y en la Fiscalía hemos creado desde hace más de cinco años un grupo de fiscales que nos dedicamos específicamente a investigar este tipo de actividades delictivas", ha recordado.

"No me atrevería a decir que estamos en la elite europea, pero no estamos mal. Somos un país que explica muchas cosas y transmite muchas experiencias que otros países reciben", ha precisado.

Ha comentado que también los especialistas españoles "aprenden de los otros". "Pero es que en este asunto hay que hacerlo así, porque es una materia muy nueva que nos sorprende a todos cada día porque las tecnologías avanzan y plantean problemas nuevos que nos dejan sorprendidos y unos vamos aprendiendo de los otros. Creo que es la única forma de enfocar esto", ha sentenciado.

Respecto a las dos últimas oleadas de ciberataques que han afectado a empresas y organismos internacionales en todo el mundo, ha insistido en la necesidad de "dedicar tiempo y esfuerzo" a combatirlos destinando "medios a ello" y mediante el "trabajo" de los legisladores.

"Estamos implementando mucha normativa europea para prevenir los ataques y crear unos escudos de seguridad en colaboración con los otros países de la UE y también desde el punto de vista de la represión, de la persecución y sanción de los delincuentes. Estamos avanzando mucho, de verdad", ha manifestado.

Ha detallado que el problema de la ciberdelincuencia es "un fenómeno transversal" que abarca desde el honor de las personas, hasta la violencia de género, pasando por el acoso a menores, la pornografía infantil, el acoso sexual y las estafas.

La Fiscal ha advertido además de que "entre las figuras delictivas que se están sirviendo de la potencialidad de las herramientas tecnológicas" se encuentra el terrorismo, que se sirve de ellas para "captar" adeptos, "formarlos y obtener financiación".

Ante esta situación de riesgo frente al cibercrimen, la experta ha insistido en la necesidad de la "sensibilización" de todos los ciudadanos. "Es muy importante que todos seamos conscientes de los riesgos que entraña un uso imprudente, negligente, desatento de las herramientas informáticas y que todos nos preparemos y estemos debidamente formados para adoptar las medidas de precaución necesarias", ha concluido.

Por su parte, el presidente de la Audiencia de Gipuzkoa ha incidido en la importancia de conciliar la libertad y la seguridad en el ámbito de la lucha contra la ciberdelincuencia, de crear de una cultura de gestión de riesgos en las empresas frente a este problema, y determinar el ámbito de responsabilidad jurídica en este ámbito.