Diario Vasco

San Sebastián, 17 jul (EFE).- La Real Sociedad, tras vencer 5-0 al conjunto aficionado del Elgoibar el pasado sábado, disputa mañana con muchas bajas su segundo encuentro amistoso, en esta ocasión ante un rival más curtido como es el Girondins de la Liga 1 francesa.

La Real afrontará en el Stadium Gal de Irun su primera prueba seria del verano, ya que el encuentro ante un conjunto de la categoría regional como el Elgoibar no permite extraer conclusiones.

Sí brillaron en ese compromiso dos jugadores que se destacaron en el gol, Eneko Capilla que marcó dos, y Ion Bautista, autor del quinto tanto, y que es duda importante para el partido de mañana por problemas musculares.

A las lesiones de jugadores como Willian José, Imanol Agirretxe y Carlos Martínez, se suman las ausencias de futbolistas que no se han incorporado todavía porque tienen vacaciones extra.

La Real no cuenta, por ejemplo, con Carlos Vela y Álvaro Odriozola para este encuentro ni para el del día 22 ante el Saint-Etienne, y tampoco desplazará a Irun a David Zurutuza y Sergio Canales, ambos con problemas tras el primero de los amistosos.

Hay dudas además de que mañana pueda jugar el delantero belga Adnan Januzaj, que no se ha entrenado más que dos días con el equipo y que ha viajado el fin de semana a Inglaterra para recoger sus efectos personales.