Diario Vasco

San Sebastián, 17 jul (EFE).- El Hondarribia Blues Festival ha hecho hoy "un balance más que positivo" de su duodécima edición, que concluyó ayer tras cuatro días de música en diferentes espacios de la localidad guipuzcoana, que en cuatro días ha contabilizado la entrada de 146.660 vehículos, un 62 % más que en 2016.

Para el Ayuntamiento de Hondarribia (Gipuzkoa), que impulsa este evento, "ha sido un festival magnífico, tanto en calidad de los conciertos como en la parte organizativa", según ha destacado la concejal de Turismo, María Serrano, en un comunicado.

"Tanto la afluencia de público, que ha vuelto a ser masiva en todas las citas programadas, como la gran calidad de las bandas y solistas participantes han sobresalido por encima de ediciones anteriores, y han cerrado un año que solo puede calificarse de excelente", subraya los responsables de este evento en esta nota.

El guitarrista Charlie Baty, que ha recibido el premio de este año a su trayectoria, el polifacético Zac Harmon y nombres como Kenny Neal, Annika Chambers, JW Jones, Igor Prado Band, Stars from The Commitments y The James Brown Original Band han compuesto el cartel de esta edición, en la que ha sido muy bien recibida la vuelta del blues de calle, esta vez con la banda Granujas a todo ritmo y sus marionetas gigantes.

También ha obtenido una gran respuesta el concierto pedagógico. Hubo personas que no pudieron asistir por falta de aforo y la organización se está planteando ofrecer dos sesiones los próximos años, ya que es una cita que "va en aumento".

Las dos comidas populares del sábado y el domingo, amenizadas por distintas bandas y solistas, han registrado asimismo una afluencia masiva, lo que "refuerza esta fórmula de presentar los conciertos de un modo más informal", que "ya es característica del Hondarribia Blues".

"Pero, sin duda, una de las mejores citas del festival tuvo lugar en la última sesión de ayer noche con la 'jam session' que concitó la participación de buena parte de las figuras de esta edición sobre un mismo escenario cargado de ritmo, pasión por el blues y genial improvisación", destaca la organización.

En esta edición, que ha contado también la presencia de grupos vascos y nacionales, como Belceblues, White Towels y The Black Snakes, los controladores de la Guardia Municipal han contabilizado la asistencia de 35.003 vehículos el jueves, 40.240 el viernes, 36.246 el sábado y 35.171 ayer domingo.

"No podemos decir que todos han venido al Festival, no sería justo. También están los que vienen a la playa, a disfrutar de Hondarribia, además de los hondarribiarras que entran y salen", ha precisado la edil de Turismo.